Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SNE lamenta el cierre de la central, entiende al Gobierno y destaca la aportación nuclear al mix energético

La Sociedad Nuclear Española (SNE) lamenta que una instalación nuclear como Santa María de Garoña (Burgos) que "tiene todas las garantías" no pueda reanudar su operación, aunque entiende la decisión "ponderada" y la postura "lógica" del Gobierno, que este martes ha anunciado el cierre definitivo de la central nuclear.
El portavoz de la SNE, Eugeni Vives, ha manifestado en declaraciones a Europa Press que es "una pena" y "un día triste" pero que, en definitiva, la posición del Ministerio "refleja el sentir" sobre la energía nuclear en general.
Si bien, ha destacado la "innegable" contribución de la energía nuclear al sistema eléctrico de España, al que aporta más del 20 por ciento de la energía consumida y valora que el ministro ha dejado claro que independientemente de Garoña, esta decisión no sienta precedente para el resto del parque nuclear.
"La importancia de la nuclear sigue siendo de primer grado", ha defendido Vives, que insiste en la necesidad de que su aportación sea considerada en los análisis de la planificación energética que se está realizando.
En todo caso, el portavoz de la SNE admite que el Ministerio ha ponderado "todas" las variables y con ellas ha tomado la mejor decisión posible teniendo en cuenta todas las consideraciones, políticas, sociales y empresariales y no solo los criterios técnicos favorables del CSN, al tiempo que "mantiene abierta la puerta a la energía nuclear en el futuro".
"No podemos decir que estemos ni a favor ni en contra, pero es un día triste y una pena que Garoña no pueda seguir", ha concluido.