Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno regula los SMS Premium, prohibidos sin consentimiento del usuario

Miles de usuarios españoles de 'smartphones'Gtres

El  Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha modificado la regulación de los servicios “SMS Premium” que acaba con con las suscripciones a estos servicios a través de internet no solicitadas y tras la instalción de aplicaciones móviles. El objetivo de la Orden Ministerial es garantizar la protección a los usuarios y evitar las estafas a los consumidores.

Las modificaciones, que Industria ha aprobado este lunes acaban con las suscripciones a través de Internet no solicitadas y con el envío de mensajes 'SMS Premium' de manera automática mediante la instalación de aplicaciones sin la necesaria marcación del usuario y sin su consentimiento.
La Orden ministerial, además impide que un número de tarificación adicional 'SMS Premium' figure como número identificador de mensajes que reciba el usuario.

De este modo, se impedirán fraudes como el incitar al usuario a contestar a estos mensajes mediante la opción "responder", sin ser conscientes de que se trata de mensajes con tarificación adicional.
Industria ha explicado que el objetivo de esta modificación es el de incrementar la información que recibe el usuario de los servicios 'SMS Premium', tanto antes de contratarlos como durante su contratación, de modo que los servicios sean contratados de manera "consciente, informada y voluntaria".
Esta modificación se debe a las reclamaciones "reiteradas" de los usuarios debido a la suscripción de estos servicios de manera "no consentida" cuando navegan por Internet y se les solicita su número de teléfono móvil bajo la "falsa promesa" de recibir algún contenido "gratis"; al recibir mensajes cuyo identificador es un 'SMS Premium', con lo que al contestar pueden contratar este servicio sin darse cuenta, y mediante la instalación de aplicaciones dónde aceptan que le envíen automáticamente mensajes 'SMS Premium' sin que sean conscientes.