Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El SEPRONA lidera una operación internacional contra el tráfico ilegal de angulas

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha liderado una operación internacional contra el tráfico de angulas y contra los grupos criminales organizados que las exportan ilegalmente entre Europa y Asia.
A través de un comunicado, la Comandancia ha informado de la desarticulación del mayor grupo criminal en el tráfico ilegal de este pescado que operaba en Europa. La 'Operación ABAIA' se ha saldado con la detención de 30 personas y la intervención de más de 2000 kilos de angulas.
Según los agentes, los detenidos formaban parte de una red criminal que adquiría desde España las angulas en diferentes países para después --usando documentación falsa-- trasladarla hasta Grecia en camiones. En el país heleno, se procedía a su exportación ilegal hasta Hong Kong, para su posterior comercialización en China.
ANGULAS VIVAS EN SUS EQUIPAJES
El SEPRONA ha señalado dos actuaciones en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en el que se vieron implicados dos ciudadanos chinos denunciados a la Ley de Contrabando, cuando portaban 31,2 y 56 kilos de angulas vivas en sus equipajes, provenientes de Hong Kong y Shangai.
La 'Operación Baetis' llevada a cabo en Sevilla con cuatro personas investigadas por pesca sin autorización y medios prohibidos; la localización en el aeropuerto de Bilbao de un envío de 490 kilos de angulas con destino a Reino Unido que finalizó con la detención de una persona en ese país y la detención de una persona en Castropol (Asturias) portando 80 kilos de angulas sin documentación alguna.
COORDINACIÓN INTERNACIONAL
En 2015, EUROPOL --la Agencia Europea de Policía Europea-- coordinó una operación con participación de numerosos países de la Unión Europea con la finalidad de luchar contra el tráfico ilegal de angulas y, en particular, contra los grupos criminales organizados que exportan ilegalmente entre Europa y Asia.
Anteriormente, la Guardia Civil y la Gendarmería Francesa habían llevado a cabo varias operaciones que pusieron las bases para el desarrollo de actuaciones posteriores. Tras estos operativos, está previsto que países como Holanda o Suecia se unan al desarrollo de la operación para la campaña 2017-2018.
El SEPRONA ha alertado del descenso de la población de la Anguila Europea, que ha disminuido cerca de un 90 por ciento desde 1980. Las principales causas serían la pérdida de sus hábitats naturales y la pesca ilegal. Para asegurar la supervivencia de la especie, la Unión Europea determinó su inclusión en el Apéndice II del Convenio CITES y estableció la prohibición de su comercio fuera del territorio europeo.