Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SEO/BirdLife selecciona las cinco aves más raras que visitaron España durante 2016

El Comité de Rarezas de SEO/BirdLife ha seleccionado al zorzal rojigrís, guión africano, chorlitejo mongol grande, alcaudón real y negrón aliblanco como las cinco aves raras más singulares observadas en España a lo largo del año 2016, según informa la ONG.
La primera ave rara avistada fue el zorzal rojigrís (Turdus obscurus), nacida en la Siberia Central, abatida por un cazador en la provincia de Castellón el pasado 17 de enero. Posteriormente, se fotografió, en Cantillana (Sevilla), un guión africano (Crex egregia), una especie subsahariana que es la primera vez que se detecta en el continente europeo.
Durante el pasado verano, en Santoña (Cantabria) se descubrió un chorlitejo mongol grande (Charadrius leschenaultii), el quinto ejemplar procedente de Asia Central que viene a España. Además de su rareza, este registro tiene la peculiaridad de que, el mismo individuo, había sido visto once días antes en la localidad de Tacumshi (Irlanda), a unos mil kilómetros de distancia de Santoña en línea recta sobre el mar.
A principios del invierno tuvo lugar la primera mención para España de la subespecie pallidirostris del alcaudón real (Lanius meridionalis pallidirostris), procedente de Asia Central, que se citó en Almería el 30 de noviembre de 2016. Desde entonces ha permanecido en la zona, ya que cuenta con un hábitat muy parecido al de su región de origen.
Por último, el pasado 6 de diciembre fue descubierto la segunda cita para España de un negrón aliblanco de la subespecie asiática (Melanitta deglandi stejnegeri), en la playa de La Marina (Alicante), donde permaneció, al menos, hasta el día 19 del mismo mes.
Las aves migratorias fascinan a los ornitólogos ya que disfrutan de una portentosa capacidad de desplazamiento y, aunque viajan según unas reglas predeterminadas por su instinto, algunos individuos, de vez en cuando, las malinterpretan, las confunden o las ignorar y se dejan arrastrar por el viento.