Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SEN avisa de que el "gran desconocimiento social" de las patologías del riñón provoca un "gran" coste sanitario

La Sociedad Española de Nefrología (SEN) ha aprovechado la próxima celebración del 46 congreso nacional de la especialidad para avisar de que el "gran desconocimiento social" que existe sobre las patologías del riñón tiene un "gran impacto" en términos de salud y sostenibilidad del sistema sanitario.
Por ello, la organización ha solicitado un "gran esfuerzo" conjunto de administraciones y profesionales en la sensibilización de la población para la prevención, el diagnóstico temprano y el control adecuado de las enfermedades del riñón.
Y es que, la prevalencia de la enfermedad renal crónica (ERC) no deja de avanzar en España y se estima que cada año unas 6.000 personas con insuficiencia renal avanzan en el deterioro causado por su enfermedad hasta necesitar tratamiento renal sustitutivo (TRS): hemodiálisis, diálisis peritoneal o el trasplante renal.
AUMENTO DE LOS CASOS DE ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA
Por su parte, la incidencia de la enfermedad renal crónica no ha dejado de mostrar una tendencia creciente progresiva en los últimos años, consecuencia del envejecimiento de la población y de otras patologías como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y la arterioesclerosis.
Además, el impacto económico sobre el sistema sanitario de todo ello es "notorio", puesto que cada paciente que empieza a necesitar tratamiento renal sustitutivo cuesta al sistema sanitario más del triple que uno que no lo necesita. La mediana de gasto farmacéutico por paciente con hemodiálisis se sitúa en 34,6 euros por paciente al día, frente a los 11 o 12 euros por enfermo al dia de pacientes antes del inicio de diálisis.
Sólo el TRS consume entre el 2,5 y el 3 por ciento del presupuesto nacional en salud de España, y más del 4 por ciento del presupuesto en atención especializada. El coste medio por paciente del Tratamiento Renal Sustitutivo es seis veces superior al del tratamiento VIH y 24 veces superior a la de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma.
"Si la población fuera consciente de lo importante que es cuidar la salud del riñón y del deterioro en la calidad de vida que supone la enfermedad renal crónica (ERC), creo que mejoraríamos mucho los resultados en prevención y diagnóstico temprano. Hay que impulsar desde su sociedad un esfuerzo de pedagogía social sobre la salud del riñón. Tenemos que lograr para el riñón lo que se ha conseguido con el colesterol y las enfermedades cardiovasculares", ha recalcado la presidenta de la SEN, María Dolores del Pino.