Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un parado lleva cinco meses viviendo en su coche a la espera de una vivienda

Se llama Manuel y la suya es una historia de supervivencia. Desde hace 5 meses,  su coche, un SEAT Ibiza, se ha convertido en su hogar. La crisis le dejó sin trabajo y ya no puede pagar el alquiler de su piso. Cinco euros al día le dan para ir tirando. Ya ha solicitado un alquiler social al ayuntamiento de Crevillente, en Alicante, pero todavía no ha recibido respuesta. Solo  espera disponer de un techo para dormir antes de que llegue el invierno.