Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SAS y el Ayuntamiento de Gibraleón firman un convenio para la construcción del nuevo centro de salud

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Ayuntamiento de Gibraleón (Huelva) han suscrito este miércoles un convenio de colaboración para la construcción del nuevo centro de salud de la localidad, que permitirá mejorar la calidad de la atención a los vecinos del municipio olontense e incrementar los servicios a los que tendrán acceso.
El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha presidido la firma de este acuerdo entre el gerente del SAS, José Manuel Aranda, y la alcaldesa de Gibraleón, la socialista Lourdes Martín, con el que arranca un proyecto muy demandado por usuarios y profesionales y que reafirma el compromiso de ambas administraciones con la puesta en marcha de las futuras instalaciones.
La inversión prevista para el desarrollo de esta actuación asciende a un total de 2,6 millones de euros, de los que el 78 por ciento --2,09 millones -- serán sufragados por la Junta de Andalucía y el 22 restante --591.548 euros-- por el Ayuntamiento olontense, según se recoge en el convenio de colaboración entre ambas partes.
El consejero ha manifestado que este acuerdo es "posible gracias a la apuesta de ambos gobiernos por una sanidad de calidad, pública, universal y gratuita" y ha señalado que se avanza hacia "el objetivo de consolidar la Atención Primaria como eje vertebrador de la atención sanitaria" con "los mejores equipos profesionales" a los que ha expresado públicamente su agradecimiento.
Por su parte, Lourdes Martín ha remarcado que "hoy es un día muy emocionante porque se trata de un convenio que es histórico y que viene a cubrir las necesidades de los ciudadanos", indicando además que está previsto que las obras comiencen en este mismo año de un centro que supondrá "un importante avance porque la cartera de servicios de atención primaria será completa".
En virtud de este documento, el SAS asumirá el coste de las obras abonando dicho importe como subvención al consistorio. La administración sanitaria también asumirá la supervisión técnica; la contratación de la dirección de las obras y de ejecución, y la coordinación en materia de seguridad y salud, así como una vez finalizadas y recepcionadas, el equipamiento del centro, la dotación del personal y el mantenimiento del edificio.
Por su parte, la entidad municipal, además de encargarse del proceso de construcción gracias a la subvención concedida por la Junta, aporta el solar donde se ubicará la infraestructura y asumirá tanto los suministros de agua, luz y saneamiento como la urbanización del entorno del centro con acerados perimetrales e iluminación pública. A estos dos últimos apartados destinará los cerca de 592.000 que ha consignado.
El convenio estipula que el proyecto tendrá una duración de tres años, incluido el presente, de forma que se prevé que en 2019 estén todas las intervenciones finalizadas.
INCREMENTO DE LA CARTERA DE SERVICIOS
El futuro centro de salud de Gibraleón tendrá una superficie construida de 1.825 metros cuadrados, que triplica el espacio del actual. Además del reseñable incremento en sus dimensiones y, por lo tanto, de sus diferentes instalaciones, lo que favorecerá la comodidad y confortabilidad de usuarios y profesionales, entre las principales novedades del programa funcional se encuentra la incorporación de tres nuevos servicios: se trata de odontología, fisioterapia y rehabilitación y radiología, prestaciones que se podrán ofrecer en el propio municipio sin necesidad de desplazamientos a la capital.
En el apartado de recursos estructurales, el nuevo centro contará con una amplia área de atención al público, dotada de zona de administración, recepción, módulo de espera, gestoría de usuarios, comunicaciones y archivo. En esta área se localizarán también los despachos del trabajador social y salud pública.
En cuanto a la clínica de adultos, estará integrada por diez consultas, cinco de ellas de medicina de familia y otra tantas de enfermería, así como otra consulta de extracciones-tratamiento, box diagnóstico y las correspondientes salas de espera para los pacientes. Por su parte, la clínica pediátrica dispondrá de dos consultas.
Otra de las novedades del proyecto es la inclusión de un espacio específico para las intervenciones de cirugía menor ambulatoria, compuesto por consulta, sala y módulo de espera. Igualmente se han añadido instalaciones exclusivas para los programas y talleres de educación sanitaria.
En el caso de los servicios de nueva incorporación, sobresalen el gabinete odontológico, el área de fisioterapia --integrada por consulta, salas de rehabilitación y electroterapia, vestuarios y módulo de espera-- y el área de radiología --con sala de rayos, cabina-vestidor, zona de revelado, control-informes y módulo de espera--.
Las nuevas instalaciones dispondrán asimismo de espacios destinados al uso de los profesionales --despacho de dirección, biblioteca, sala de juntas, sala de estar y vestuarios--, así como aseos adaptados a las personas con movilidad reducida, sala de residuos y almacén general clínico.
DOTACIÓN ACTUAL
En la actualidad, el centro de salud de Gibraleón dispone de una plantilla integrada por siete médicos de familia, siete enfermeras, dos pediatras, cuatro médicos y cuatro enfermeras más de los dispositivos de apoyo, trabajador social, enfermera gestora de casos, cinco celadores conductores, dos auxiliares de enfermería y tres auxiliares administrativos.
Gracias a esta dotación de personal, las instalaciones ofrecen la cartera completa de prestaciones en atención primaria del SAS, entre las que se encuentran: consultas generales de medicina de familia y pediatría, seguimiento del embarazo, planificación familiar, atención sanitaria a problemas específicos, examen de salud a mayores de 65 años, atención a personas con procesos crónicos --hipertensión arterial, asma, EPOC...--, vacunaciones del adulto y del menor, deshabituación tabáquica, espirometría, detección precoz del cáncer de mama y del de cérvix, atención al climaterio y a la tuberculosis, cirugía menor y programa de anticoagulación oral. A ello suma la realización de retinografías para el seguimiento de pacientes diabéticos.
También alberga un punto de urgencias activo las 24 horas del día, los 365 días del año, que se presta a través de un médico, enfermera, celador-conductor y ambulancia con sede permanente en la localidad.
En lo que se refiere al balance de actividad, durante el año pasado desde el centro sanitario se atendieron 47.878 consultas de medicina de familia, 9.080 de pediatría, 29.222 de enfermería y 21.686 urgencias.