Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rouco Varela dice que a los discapacitados les cuesta nacer por los diagnósticos prenatales

Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia EpiscopalEFE

Alerta de este "peligro previo" al que se enfrentan las personas discapacitadas

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha alertado de un "peligro previo" al que se enfrentan las personas discapacitadas, que es el hecho de que, en la actualidad, "les cuesta mucho nacer" debido a las técnicas de diagnóstico prenatal.
Esto está convirtiéndose en un factor verdaderamente más que preocupante", ha asegurado.
   Así lo ha indicado durante la inauguración del congreso 'Las paradojas de la discapacidad' que se celebra desde este jueves hasta el sábado en la Universidad San Pablo CEU de Madrid que organiza el encuentro junto a la Asociación Mediterráneo senza handicap.
   El cardenal ha indicado que cuando se pregunta en las casas de atención a las personas discapacitadas, por ejemplo, sobre aquellas con Síndrome de Down, la respuesta es que "han disminuido enormemente", a su juicio, no ya porque la medicina haya avanzado mucho, sino "porque no les dejan nacer".
   En este sentido, ha señalado que las personas discapacitadas, como cualquier persona, tienen su dignidad "en la totalidad de su ser" y ha reivindicado que "tienen tanto derecho a nacer, a vivir y trabajar como cualquier otro ser humano". Para el cardenal, ésta no es solo una cuestión que debe ocupar al cristiano sino a cualquier persona de cualquier religión.
   Según ha recordado, una de las "grandes tragedias" del siglo XX ha sido "desconocer que cada ser humano tiene una dignidad personal intransferible y que no se mide por sus cualidades psíquicas o físicas sino por sí misma".
   En esta línea, ha indicado que, si eso no se consigue, "no se avanza mucho, ni en el tratamiento de los discapacitados que han nacido gracias a Dios, ni en la relación de los pueblos, ni en la creación de una familia humana".
Todos esos ideales, según ha precisado, dependen de ese punto de partida que se cultivará, según ha añadido, en este congreso.