Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rouco quiere dificultar que los estudiantes abandonen la asignatura de religión

Rouco varela valora la renuncia del Papa, Benedicto XVIEFE

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha reclamado al Gobierno poner fin al "referéndum anual" al que se somete a los padres en España para elegir la asignatura de Religión y Moral Católica para sus hijos.

Durante el desayuno de Nueva Economía Forum, Rouco Varela ha señalado que la obligatoriedad de inscribirse "año tras año" en la clase de Religión es un elemento que hace "difícil" el ejercicio del derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos.
"Otro elemento que hace difícil el ejercicio de este derecho a los padres es la obligatoriedad de inscribirse año tras año en la clase de Religión y Moral Católica, en un referéndum anual que se les pide a los padres católicos, es una exigencia desconocida en toda Europa", ha remarcado.
En este sentido, ha precisado que en otros países, sobre todo centroeuropeos, la inscripción en esta asignatura "se hace una vez y, si no se revoca, sigue vigente en los años siguientes".
En materia educativa, también ha defendido que los conciertos deben concederse a todos los que reúnan las condiciones y "no se pueden retirar de forma discriminatoria a nadie por razones que tengan que ver con el ideario o con los derechos padres". Por ello, cree que habría que hacer "todo lo posible" para que eso no sucediese.
Cuestionado por si prevé que, ante el recorte en las becas, la Iglesia tenga que ayudar también a familias que no puedan pagar la educación universitaria de sus hijos, Rouco Varela ha apuntado que "a lo mejor" pues están a lo que necesiten las personas.
En definitiva, considera que está "pendiente" la cuestión del derecho de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos y añade que la visión de la Iglesia sobre el derecho a la vida y el bien de la familia "puede ser mejor tratada y mejor contemplada en una revisión de la legislación vigente".
No obstante, ha precisado que las relaciones con el Gobierno y sus Ministerios son "normales y fluidas" y que incluso "en momentos muy excepcionales" puede coger el teléfono y hablar directamente con Rajoy.
En cualquier caso, ha asegurado que la visión de la Iglesia "no determina ni condiciona al Estado por obligación contractual a una determinada política" y que lo que pide es "libertad para ejercer su magisterio" y que la comunidad católica sea capaz de "ayudar a que la legislación en estas materias se mejore de una forma honda y profunda".
Urge la reforma de la ley del aborto
Por otro lado, Rouco Varela ha señalado que urge reformar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo pues en esta materia hay "un camino largo que está pendiente de recorrer" y que "cuanto más pronto" se recorra "mejor" ya que "está en juego el derecho a la vida de muchos inocentes". "Cada vez que pasa, más inocentes padecen y sufren las consecuencias de la legislación vigente", ha añadido.
En este sentido, ha asegurado que algo "urgente" hoy es el reconocimiento de la dignidad inviolable de cada ser humano que, a su juicio, no siempre es reconocida por algunas corrientes de pensamiento, por ejemplo, cuando "algún famoso teórico de la antropología" afirma que "una cría de un chimpancé sana vale más que un niño discapacitado hijo del hombre".
Por otra parte, se ha referido a los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede para subrayar que el modelo español de relaciones vigente "no contiene ningún elemento del que pueda decirse que es un privilegio" y ha apuntado que, aunque la fórmula no se ha modificado hasta el momento en ninguna de sus partes, la posibilidad "está abierta".
"La pregunta de esta posibilidad, desde el punto de vista técnico, está abierta. Desde el punto de vista de los juicios prejurídicos y prepolíticos, en relación con el bien común y esa cultura de los derechos fundamentales, el derecho a la libertad religiosa, al libre ejercicio a la educación por parte de las familias, todos los derechos relacionados con el matrimonio, la familia, la acción social, ya es más problemático que haya una respuesta que sea mejor que la que está vigente en el cuadro de los cuatro acuerdos firmados", ha precisado.
Sobre la denuncia de los Acuerdos a la que se ha referido el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Rouco Varela ha indicado que, si esta denuncia se refiere a cambiar el sistema para regular las relaciones Iglesia-Estado en virtud de unas leyes unilateralmente promulgadas por el Estado "sería una marcha atrás en la historia", además, "muy lamentable".
Si, por el contrario, con denunciar los Acuerdos se refiere a revisar contenidos de alguno de los acuerdos, Rouco señala que "habría que verlo", pero confía en que "el buen sentido se impondrá".
Corrupción frente a la conciencia del pecado
Ante los casos de corrupción en España, el cardenal ha recordado un diagnóstico de Pío XII que, a su juicio, puede ser válido en la actualidad y es que "se ha perdido la conciencia del pecado" y "cuando se pierde la conciencia del pecado todo pasa". "Para que no pase lo que está pasando, hay que volver a recuperarla", ha aseverado.
Por otra parte, preguntado por la noticia de que el Arzobispado de Madrid está formando sacerdotes para la realización de exorcismos, Rouco Varela ha admitido que no pensaban que la información fuera a tener tanta difusión en la opinión pública, a su juicio, "bastante escéptica" ante todo "lo trascendente", y ha precisado que hay casos que están más allá de la psiquiatría que se dan "con una frecuencia llamativa" y que la Iglesia atiende desde hace siglos.