Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rinden homenaje a Iggy, el perro de rescate que murió en el atentado de Estocolmo

Rinden homenaje a Iggy, el perro de rescate que murió en el atentado de EstocolmoFacebook

En Estocolmo han querido rendir homenaje a Iggy, el perrito de rescate que fue asesinado por el terrorista en el atentado perpetrado en la ciudad hace unos días. En su santuario, se han podido ver desde huesos de goma hasta galletas para perros. Unas imágenes que le han encogido el corazón a medio mundo.

Muchos son los que han rendido homenaje a las víctimas del reciente atentado en Estocolmo. Actos conmemorativos entre los que ha tenido cabida uno dedicado al perrito que fue asesinado aquel fatídico día, informa Mirror.

Sus dueños, Markus Krantz y su novia, fueron a la escena del ataque después de que volviera a abrirse al público. Pero en seguida notaron que allí no había nada para reconocer la muerte de su perro Iggy.

Cuando salió a la luz que Iggy era un perro de rescate, Markus regresó a la escena y dejó unos detalles y un mensaje en su nombre.

La imagen publicada por Markus el sábado - que tiene más de 48.000 reacciones - muestra galletas para perros, velas y una correa en el lugar donde Iggy murió. "Decidimos poner flores y galletas de perro, y encender una vela", aseguró Markus.

Iggy fue un perro de rescate de Dogs Aid Animal Sanctuary en Dublín. Desde la organización le pidieron a Markus que volviera al sitio y dejara un mensaje en su nombre: "Iggy sé libre, de todos tus amigos de Dogs Aid en Dublín".
En Facebook la dedicatoria decía: "Estamos profundamente entristecidos al enterarnos de que uno de nuestros perros murió en el ataque terrorista en Estocolmo”.
Desde entonces muchas han sido las personas que se han acercado al lugar del atentado para rendirle homenaje a este perrito que salvaba vidas. En su santuario pueden verse algunos de los detalles que la gente ha ido dejando para Iggy: un perro de peluche, un dibujo de un perro hecho por un niño, galletas, un juguete de hueso de perro de goma, velas y flores.