Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia de Richard Ángel confirma una muerte accidental y no violenta

El cadáver que un pescador encontró en la tarde del viernes en el río Henares ha sido identificado finalmente como el de Richard Ángel, el adolescente de 17 años que desapareció el pasado 31 de enero en dicho municipio, según han informado fuentes policiales. El Instituto Anatómico Forense de Alcalá de Henares ha estudiado el cuerpo desde las 10.00 horas de este sábado, tras lo que ha logrado su plena identificación. Además, la autopsia realizada revela que se trata de una muerte accidental, no violenta.

El cuerpo sin vida fue encontrado por un hombre que estaba pescando a las 16.30 horas en el río, a la altura de la calle Entrepeñas, cerca de la discoteca en la que se vio por última vez a 'Richi'.
Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Judicial de Alcalá y de Homicidios y los Bomberos de la Comunidad de Madrid con una barca neumática para retirar el cadáver, informaron a Europa Press fuentes policiales. Poco después de las 19 horas, una vez llegada la autoridad judicial, procedieron a su levantamiento.
Por la ropa (en el momento de la desaparición llevaba puestos vaqueros, una cazadora bomber y una deportivas) y la fisonomía todo apunta a que se trata del adolescente, según las mismas fuentes. Para confirmarlo, los agentes utilizarán la necroreseña, es decir, tomarán las huellas dactilares y las pasarán por la base de datos de los DNI para encontrar coincidencias.
A pesar de los rastreos de las últimas casi tres semanas por el río, montes y caminos cercanos no se había encontrado ningún rastro del joven. La hipótesis más probable es que el joven hubiera caído al río y el cadáver hubiera quedado atrapado por algún tipo de elemento en la profundidad del río y tras el descenso del caudal haya salido a flote ahora.
El pasado miércoles, el jefe superior de la Policía Nacional en Madrid, Alfonso José Fernández Díez, afirmó que tenía "alguna presunción" sobre las razones de la desaparición del joven, pero no desveló cuáles. Además, indicó que el caso de Richard era "prioritario" para la comisaría de Alcalá y habían movilizando "todos los recursos disponibles".
"Es ingente la cantidad de entrevistas que estamos haciendo a amigos, familiares, conocidos del barrio, a las personas con las que tuvo alguna pequeña pelea el desaparecido. Se han visto las cámaras y hemos puesto todos los medios técnicos posibles a nuestro alcance", detalló.
Ana, pareja sentimental del padre del menor, explicó en su momento a Europa Press que su hijo desapareció tras una pequeña disputa mantenida fuera de la discoteca Decano, ubicada en la zona de Nueva Alcalá, y descartó que lo hiciera con signos de violencia.
Según explicó, Richard mantuvo una pequeña discusión dentro de la discoteca; el chico salió, le empujaron pero no pasó nada grave. Algunos dijeron que se dirigió hacia el lado del río, otros que hacia el lado contrario, salieron a buscarlo pero ya no estaba", manifestó, al tiempo que matizó que el chaval "no iba sangrando" ni "en tan mal estado".