Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El magnate Richard Branson desafía a Adrian Grenier atravesando el Estrecho de Messina para concienciar sobre el océano

El magnate británico y dueño de Virgin, sir Richard Brandson ha retado este martes al actor y músico estadounidense Adrian Grenier a atravesar a nado el Estrecho de Messina, entre Italia peninsular y Sicilia para concienciar a la sociedad sobre la importancia de mantener en un buen estado las aguas de los océanos, según han informado las entidades organizadoras.
El desafío surgió el pasado 8 de junio, Día Mundial de los Océanos, cuando Branson retó a Grenier a unirse a él en un acto de resistencia para aumentar la concienciación sobre el océano. Así, este 27 de septiembre, en el marco del 'Virgin STRIVE Challenge 2016', ambos han nadado 3,3 kilómetros, desde la punta de la península italiana hasta la isla de Sicilia.
Su nado es, según la organización, una metáfora de los retos a los que hay que enfrentarse para mejorar la salud de los océanos y sobre cómo el trabajo conjunto a este fin puede llevar más lejos y más rápido en esa dirección.
Antes de iniciar el nado, Branson, sus hijos Sam y Holly y otros 25 'Strivers' de su equipo central han finalizado justo una agotadora marcha ciclista de 15 días de duración.
La tercera etapa llevó al equipo hasta 9.322 metros de altura, a través de algunos de los ascensos y descensos más famosos de la Vuelta a Italia (Giro) y han recorrido una distancia de 632 kilómetros. En la etapa final, de 2.000 kilómetros, el equipo nadará a través del Estrecho de Messina a Sicilia y ascenderá en el trecho final hasta la base del Monte Etna.
El reto Virgin STRIVE Challenge recolecta dinero para la ONG Big Change, una ONG creada por Branson, su mujer Holly Branson y la Princesa Beatriz, que busca ayuda a los jóvenes a progresar en la vida, más allá de los exámenes.
El fundador de Virgin Unite ha subrayado que el océano ocupa miles de kilómetros alrededor del mundo. "Es un increíble sistema que da energía y permite respirar vida en el planeta, pero está en problemas a consecuencia de la sobrepesca, la contaminación y el cambio climático. El océano necesita un puerto seguro donde la naturaleza pueda reponerse y fortalecerse por sí mismo. Es hora de una visión 30 x 30: El 30 por ciento del océano deberían ser declaradas reservas marinas en 2030", ha reclamado.
Por su parte, Grenier, el artista y fundador de la Fundación Lonely Whale, ha reconocido que es duro nadar en mar abierto, pero que aceptó el reto para superar sus limitaciones personales. "Y ahora sé que puedo hacerlo y sé que nosotros podemos, juntos, superar los retos a los que se enfrenta nuestra civilización y salvar el precioso recurso que son nuestros océanos", ha concluido.
El reto ha sido organizado por Virgin STRIVE Challenge 2016, the Lonely Whale Foundation y Ocean Unite.