Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey, ante los españoles residentes en Reino Unido, confía en que el acuerdo del Brexit les dé "certidumbre"

Recuerda a las víctimas del terrorismo en Londres: "Hoy aquí no estamos todos, faltan Aysha Frade e Ignacio Echeverría" El Rey Felipe VI ha confiado este jueves en que el Brexit, que se negocia ya con la Unión Europea, dé "la necesaria certidumbre" a la colonia española que reside en Reino Unido, consciente de que muchos quieren quedarse para proseguir una vida "iniciada cuando no se cernían sombras de incertidumbre sobre el futuro".
Recuerda a las víctimas del terrorismo en Londres: "Hoy aquí no estamos todos, faltan Aysha Frade e Ignacio Echeverría"
El Rey Felipe VI ha confiado este jueves en que el Brexit, que se negocia ya con la Unión Europea, dé "la necesaria certidumbre" a la colonia española que reside en Reino Unido, consciente de que muchos quieren quedarse para proseguir una vida "iniciada cuando no se cernían sombras de incertidumbre sobre el futuro".
"Confiamos en que el acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE, que se negocia ya entre ambos, os dé pronto la necesaria certidumbre que os permita continuar con la tranquilidad y confianza vuestras vidas en este país", ha remarcado en la recepción que los Reyes han ofrecido a la colectividad española en la residencia del embajador español en Londres.
Como ya hizo el miércoles ante el Parlamento, el monarca ha vuelto este jueves a animar a los gobiernos de los dos países "a trabajar para que ello pueda ser así".
En una sala abarrotada por los residentes españoles invitados al acto, ha dejado claro que comparte su deseo de que las sociedades de los dos países se desarrollen en libertad, tolerancia y prosperidad, "sin que se erijan obstáculos" que impidan llevar a cabo los proyectos personales.
RECONOCIMIENTO A QUIENES EMIGRARON EN LA CRISIS
El Rey ha querido transmitir el afecto de España a esta representación de la colonia española, entre ellos inmigrantes de hace décadas o descendientes de españoles y otros llegados en los últimos tiempos porque "ante un panorama laboral incierto" han decidido "explorar caminos alternativos de realización personal y profesional".
"Conocemos las circunstancias que os condujeron a salir de España y las dificultades que muchos de vosotros habéis tenido que afrontar. Habéis encarado estas dificultades con entereza y esfuerzo", les ha dicho, expresándoles su "admiración" y "respeto".
Así, ha tenido palabras para los descendientes de "españoles llegados a este país siendo todavía menores que precisaban protección cuando, hace casi ochenta años, España atravesaba circunstancias trágicas", en alusión a los niños que fueron acogidos durante la guerra civil española.
También se ha referido a quienes emigraron en los 50 y los 60 buscando un "bienestar" que España "no podía entonces ofrecer" y, finalmente, a quienes en las últimas décadas se han desplazado a Reino Unido para contribuir "a un amplio espectro de actividades que van desde el terreno científico y cultural al deportivo".
El Rey ha recalcado que más de dos millones de españoles viven hoy fuera de España y que han demostrado que hacen su "aportación leal a los países de acogida", aunque manteniendo el vínculo con España, y por eso les ha dedicado un reconocimiento.
En los consulados españoles en Reino Unido están registrados 130.000 españoles, aunque la cifra real de residentes se estima en el doble. El Rey ha recordado también a los cientos de miles de británicos que viven en España, contribuyendo a su economía y disfrutando de su hospitalidad y sus servicios.
EL TERRORISMO NO TIENE FRONTERAS
En este contexto, Felipe VI también ha rendido homenaje a los españoles que fallecieron en los últimos atentados terroristas en Londres, la profesora de raíces españolas Aysha Frade que murió en los perpetrados en marzo y el analista de banca Ignacio Echeverría, fallecido el pasado 3 de junio.
"Hoy aquí no estamos todos. Faltan especialmente dos de nosotros: Aysha Frade e Ignacio Echeverría, cuyas vidas fueron segadas cruelmente, junto a ciudadanos británicos y de otros países, por el cobarde terrorismo en los últimos meses. Su muerte en este país amigo es muestra de que el fenómeno terrorista no tiene fronteras y de que nadie está fuera de su alcance", han sido sus primeras palabras ante la colonia española.
Ante 500 invitados, ha hecho hincapié en que, tal como él mismo dijo el miércoles ante el Parlamento y ante Isabel II, "la cooperación contra el terrorismo es más necesaria que nunca" para defender principios y valores que son "universales".
"A Ignacio y a Aysha los echamos de menos y no los olvidaremos, y siempre recordaremos la generosidad y el heroísmo de Ignacio que, valientemente, puso su propia vida en peligro, y la perdió, trágicamente, tratando de salvar las vidas de otras personas. A los dos los tendremos siempre en nuestro corazón, como también tenemos en nuestro corazón y nuestra memoria a todas las víctimas del terrorismo", ha remachado.
Los Reyes han sido recibidos por un largo aplauso en la sala abarrotada y se ha escuchado el himno nacional y vivas a España y al Rey.
El recuerdo de los fallecidos ha predominado en una cita que, como el propio Rey ha dicho, es siempre una parte "esencial y muy grata" de las visitas de Estado, el encuentro con la colectividad española.
HOMENAJE A LOS CAÍDOS EN LA ABADÍA DE WESTMINSTER
Antes de acudir a la residencia del embajador español, los Reyes han visitado la Abadía de Wesminster donde han hecho una ofrenda ante la tumba del soldado desconocido, una corona de flores rojas y amarillas que han portado dos miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Los Reyes, acompañados por el Principe Enrique de Gales, se han parado frente al altar y después han visitado la tumba de Leonor de Castilla, esposa de Eduardo I de Inglaterra, antes de firmar en el libro en el que lo hacen todos los jefes de Estado que visitan el lugar.
El deán de la Abadía, el reverendo John R. Hall, ha recordado que el lugar ha acogido la coronación de los reyes de Inglaterra y Reino Unido, y les ha explicado detalles de la tumba del soldado desconocido, un militar anónimo fallecido en la Primera Guerra Mundial y enterrado en 1920, además de dar las "gracias por la paz y amistad entre España y Reino Unido.