Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatan a un lince africano después de que diera un zarpazo a su dueña, que solía pasearlo por la calle

La Policía Local de València ha rescatado a un lince africano de 21 kilos después de que propinara un zarpazo a su propietaria y ésta requiriera asistencia médica por cortes leves. Los dueños solían pasear al lince por la calle en la zona de los Jardines de Viveros de València, según ha informado el cuerpo de seguridad municipal.
El felino --perteneciente a una especie muy diferente al lince ibérico, en peligro de extinción-- fue visto por primera vez el pasado sábado 15 de abril por la calle paseado por la pareja.
Al tener conocimiento, los agentes iniciaron las gestiones para localizarlo y averiguaron que el animal había dado un zarpazo a la dueña y que ella había requerido asistencia en un hospital de València por cortes de escasa consideración.
Los policías se trasladaron al hospital y, una vez que la mujer fue dada de alta, acompañaron a la pareja al domicilio donde se encontraba el lince.
Se trata de un ejemplar adulto de la especie Caracal caracal (lince africano) con un peso aproximado de 21 kilos. El felino presentaba tanto el chip identificativo como la correspondiente tarjeta sanitaria, aunque los propietarios no pudieron acreditar a los agentes la documentación relativa al Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites), según las mismas fuentes.
Por ello, los efectivos de la Policía Local procedieron a la aprehensión del animal y denunciaron a la pareja por una presunta infracción por tenencia de animales potencialmente peligrosos, al no estar registrado y no disponer de las condiciones y requisitos para las necesidades del felino.
ENTREGADO A UN CENTRO DE RECUPERACIÓN
Tras su rescate, el animal ha sido entregado al centro de recuperación de Primadomus en Villena (Alicante), especializado en la atenció y cuidado de este tipo de ejemplares.