Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 17 años, muere de una sobredosis de éxtasis celebrando el fin de los exámenes

Muere un joven de 17 años de una sobredosis de éxtasis celebrando el fin de los exámenesThames Valley Police

Un joven de 17 años ha muerto de una sobredosis de éxtasis después de celebrar con un grupo de amigos el fin de los exámenes. Toby Fairclough, nacido en Australia, cayó inconsciente en el campo de deportes en North Marston, Buckinghamshire, en Reino Unido, el pasado 22 de mayo. Fue trasladado al hospital donde se decretó su muerte.

Uno de sus amigos le contó a la policía que Toby compró un gramo de éxtasis para él y sus amigos. Richard Hulett, forense de Buckinghamshire, ha registrado una conclusión de muerte accidental, informa The Guardian.
Al parecer la fiesta comenzó en una casa de uno de los amigos de Toby antes de trasladarla al campo deportivo cercano, situado a unos 200 metros. La casa fue elegida precisamente porque no había ningún adulto en ella.
Dentro de la casa, uno de los asistentes a la fiesta vio a Toby esnifando un polvo blando y también lo puso en su bebida. Toby le dijo que el polvo que tenía en el bolsillo era MDMA.
Según la policía, cuando el grupo se trasladó al campo deportivo Toby saltaba, corría y hablaba muy rápido. Poco después se dieron cuenta de que Toby estaba tumbado en el césped alucinando, hablando con alguien que no estaba allí. “Entonces dejó de responder y comenzó a roncar en alto mientras estaba tumbada boca arriba”, señalan las declaraciones.
El grupo entonces se dio cuenta de que la respiración de Toby empezó a ser muy lenta y llamaron a una ambulancia. Fue trasladado al hospital donde murió. Según el forense, “mi impresión de esto es que fue un accidente o una desgracia. El suceso fue enteramente fortuito, y fue mal para Toby”.