Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada vez más británicos entierran a sus muertos en el jardín al no poder pagar los funerales

Morirse sale caro en Reino Unido. Es la denuncia de una diputada laborista que reveló que muchas familas británicas están enterrando a sus muertos en los jardines de casa al no poder pagar los altos costes de los servicios funerarios. El coste de un funeral medio es de 4.493,22 euros en Gran Bretaña, según las cifras aportadas por la política.

La diputada de la oposición, Emma Lewell-Buck,m denunció que numerosas familias británicas estaban recurriendo al 'hágalo Ud mismo' y enterraban a sus parientes fallecidos en el jardín trasero de casa al no poder enfrentar los gastos de los servicios funerarios.
Otro diputado laborista propuso un proyecto de ley para una revisión de estos costes para ofrecer a los ciudadanos un servicio asequible, según publicó el Telegraph.
Los altos costes de los servicios funerarios llevaban a muchas familias a recurrir a préstamos y a endeudarse para poder dar una despedida y un entierro digno a sus seres queridos.
Los diputados llamaron al problema, 'pobreza funeraria' porque los costes de estos servicios van desde un mínimo de 4.493,22 euros hasta los 8. 800, una cantidad prohibitiva para muchas familias.