Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tomás Pardo pudo engañar a sus evaluadores en la cárcel

Es imposible saber al 100% que un violador no va a reincidir, porque estamos hablando de conductas humanas. Tomás Pardo había participado en un programa de dos años para violadores en la cárcel y, esto sumado a su buen comportamiento hizo que sus informes penitenciarios fueran favorables. Sin embargo volvió a atacar a una mujer durante un permiso penitenciario. Son delicuentes con una gran capacidad de engaño. Es posible, según algunos expertos, que Pardo consiguiera engañar a los equipos que se encargaban de su seguimiento.