Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Reina Letizia se mimetiza con el estilo ingles, como marca el protocolo

Los Reyes Felipe y Letizia han iniciado este miércoles por la mañana con la agenda programada de su visita de Estado a Reino Unido y lo han hecho por todo lo alto. A las 12:40 de la mañana, el príncipe Carlos y la duqueda de Cornualles han acudido a buscar a Sus Majestades al hotel donde se hospedaran hasta el viernes. Los cuatro juntos han acudido hasta el Horse Guards Parade, donde se han encontrado con la reina Isabel y el duque de Edimburgo. Acto después, los Reyes se han trasladado en carroza hacia el palacio de Buckingham, donde disfrutaran de un almuerzo privado antes de continuar con la agenda.
El pueblo ingles ha recibido con expectación y cariño a nuestros Reyes, acompañándolos por la calle durante su paseo en carroza. Doña Letizia ha sobresalido por su sofisticado estilismo, con el que ha conseguido mimetizarse con el más puro estilo british, ya que es de recibo adaptarse al estilo del país visitado. La Reina Letizia ha elegido para la ocasión un vestido en seda cady amarillo limón, con el bajo decorado con bordados de macramé blanco. Lo ha combinado con un abrigo en tweed de verano en un tono más claro, con bordados en el final y la espalda. Un conjunto firmado por Felipe Valera, en el que ha vuelto a confiar para exponerse ante la gran mirada internacional.
Cumpliendo con el protocolo, la mujer de Felipe VI ha lucido un tocado amarillo con flores, en el mismo tono que el vestido. La diseñadora del tocado es María Nieto, quien ya ha realizado más trabajos para Letizia. Para terminar de completar su estilismo, Su Majestad ha optado romper el amarillo con sus ya clásicos salones nude de Prada y cartera de mano a juego con el look y los guantes de piel. Las únicas joyas del look han sido unos pendientes de perlas y oro amarillo propiedad de la Reina Sofía y que Letizia ha lucido por primera vez.
Letizia ha conseguido brillar en un nublado día londinense acaparando todas las miradas. Por su parte la Reina Isabel ha elegido un look completo en morado a juego con la corbata del Rey Felipe y Camila de Cornualles un estilismo en blanco metalizado.