Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reclama a la Complutense el cadáver de su padre

El padre de Carlos murió hace 3 años y medio. Tenía un deseo que sus hijos se encargaron de cumplir: donar su cuerpo a la Facultad de Medicina. En el departamento de Anatomia II les explicaron que trataban a los cadáveres con respeto. Un compromiso que no parece cuadrar con lo que se encuentra tras un puerta del departamento: cadáveres amontonados en estanterías, cuerpos que según le dijeron ayer a Carlos, estaban sin identificar. Su padre quería ser incinerado cuando su cuerpo ya no sirviera para el estudio. Una última voluntad que Carlos y su familia reclaman a la Complutense.