Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 77% de las personas que tienen móvil son adictas a él

Obsesionados con el teléfono móvilEFE

La nomofobia o el miedo que produce salir de casa sin teléfono móvil es un trastorno que sufre el 77% de las personas que poseen teléfono inteligente, sostiene la plataforma psicoeducativa Desconect@. Esta es una de las consecuencias de la gran penetración de los ‘smartphone’, especialmente en España, a la cabeza de Europa.

Según datos aportados por el INE y recogidos por Rastreator.com en un análisis sobre el uso que hacemos los españoles del teléfono móvil, el 96,4 por ciento de los hogares españoles cuenta con un teléfono móvil. Además, y según datos de la Fundación Telefónica, España es el primer país europeo en cuanto a penetración del 'smartphone', el cuarto a nivel mundial si se atiende a los datos de Deloitte.
En este sentido, el análisis realizado por Rastreator.com revela que tres cuartas partes de la población española aseguran que no podrían vivir sin el móvil, aunque solo el 19 por ciento de los usuarios se considera adicto. Este porcentaje sube diez puntos hasta el 29 por ciento en el caso de los jóvenes de entre 18 y 24 años.
La dependencia es tal que el 76,4 por ciento de los usuarios reconoce que mirar el móvil es lo primero que hace cuando se levanta o lo último que hace antes de acostarse. Más de la mitad de la población utiliza de forma activa el móvil más de tres horas al día, siendo la media 3,83 horas diarias. Los usuarios que tienen un perfil más activo son los jóvenes de entre 18 y 24 años, donde la media de horas diarias asciende a 5,5, y las mujeres, con una media de 4,2 (en contraposición de las 3,5 de los hombres).
En este sentido, la obsesión puede llevarnos al 'phubbing', un fenómeno que consiste en ignorar a quienes nos acompañan al prestar más atención al 'smartphone'. De hecho, seis de cada diez españoles afirman que les molesta que sus amigos estén mirando el móvil cuando están con ellos. Sin embargo, más de la mitad reconoce que suele mirarlo, y entre los jóvenes de 18 a 24 años esta proporción asciende hasta el 70 por ciento.