Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La RSC es rentable para las empresas, según expertos

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es rentable para las empresas, según han concluido los expertos reunidos en la jornada '¿Son las empresas socialmente responsables más rentables?' organizada este 24 de enero por ESIC Business & Marketing School y Aldeas Infantiles SOS, en el campus central de la escuela de negocios de Pozuelo de Alarcón (Madrid).
En el encuentro, el presidente de la Fundación PwC, Jesús Díaz de la Hoz, ha considerado que "las empresas deben jugar un papel fundamental en la labor social". Sin embargo, ha señalado que según datos del informe PwC Global CEO Survey, sólo el 55% de los consejeros delegados de las primeras empresas del mundo cree que la RSC es rentable.
En cualquier caso, el presidente de la Fundación PwC ha apuntado que en los últimos años las grandes empresas además de centrar sus objetivos en aumentar beneficios también han centrado los esfuerzos en la labor social, a través de sus fundaciones.
La creación de fundaciones es importante para las compañías porque les permite "ser parte de la solución" de los problemas sociales, ha subrayado Díaz de la Hoz. Respecto a la Fundación PwC, ha dicho, que aborda diferentes problemas dependiendo del país en el que actúa y en el caso de España pone "el foco en el desempleo".
En las jornadas organizadas por ESIC también ha participado el director general de I Love Helping, Juan José González, quien ha apuntado que "las empresas son agentes fundamentales para el cambio social".
Por su parte, el director adjunto de la dirección general de ESIC, Felipe Llano, ha matizado que las compañías deben tener políticas de responsabilidad porque la sociedad así lo exige.
"Aquellas empresas que cuentan con estas medidas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refuerzan su imagen ante sus grupos de interés y, por lo tanto, mejoran su rentabilidad", ha subrayado.
Mientras, el director del Área de Acción Social de la Fundación Mapfre, Daniel Restrepo, ha apuntado que las empresas modernas deben "generar bienestar desde todos los puntos de vista, no solo desde el material, también desde el humano, entrando ahí en juego la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)".
Actualmente las empresas son "un artífice fundamental" del cambio y para conseguirlo "deben devolver a la sociedad una parte de los beneficios que obtienen de ella", ha señalado Restrepo durante la jornada, al tiempo que ha apuntado que desde la Fundación Mapfre se pretende generar "un sentimiento de orgullo y pertenencia" de los trabajadores a la compañía. "El éxito de una empresa es tener alma, porque está compuesta por personas y no por números", ha destacado.
En la jornada también ha participado la coordinadora del programa de ayudas a la educación "CaixaProinfancia", Ana Bustamente, que ha explicado cómo la entidad ayuda a familias en riesgo de exclusión social con propuestas como la que ella dirige. "Caixa ofrece una financiación estable, que beneficia tanto a las familias que pertenecen al proyecto CaixaProinfancia, si no a otras con las que trabajan las 350 entidades que forman parte del mismo", ha señalado.
Por su parte, la consultora independiente de Marketing y Comunicación, Sylvia Cabrera, ha apuntado que los empleados deben ser el principal agente al que dirigirse a la hora de realizar un programa de RSC debido a que son los primeros en los que impacta la compañía. Cabrera ha destacado la necesidad de llevar a cabo un proceso en el que se defina el perfil del empleado, ya que "las diferentes generaciones tienen diversos intereses y sus inquietudes en la materia de responsabilidad no son las mismas".
En el caso de Microsoft, se ha marcado como objetivo que las mujeres "dejen de usar la tecnología y pasen a crearla", según ha explicado el director de Comunicación y Desarrollo Corporativo de Microsoft, Carlos de la Iglesia, durante el encuentro.
"La mayoría de las niñas pierde el interés por la tecnología a los catorce años y solo el 25 % de las universitarias estudia carreras técnicas", según ha señalado de la Iglesia. Para intentar que más mujeres formen parte del mundo de la tecnología, Microsoft tiene en marcha la iniciativa 'Construyendo Futuro'.
Asimismo, De la Iglesia ha explicado que Microsoft ha desarrollado una estrategia de RSC acorde con sus objetivos y basada en la tecnología. Microsoft, ha señalado, desarrolla productos accesibles para personas discapacitadas, trabaja con la infancia y la juventud, dona tecnología a las ONG y envía ayuda en momentos críticos, como a los desplazados por desastres naturales.