Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont asiste en Lleida al abarrotado funeral de los dos agentes rurales asesinados

Los hijos de los fallecidos han soltado dos aves rapaces al final de la ceremonia
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha asistido este lunes al funeral de los dos agentes rurales asesinados en Aspa el sábado por un cazador, una ceremonia celebrada en la Iglesia de Sant Llorenç de Lleida y a la que también han asistido la consellera de Agricultura, Meritxell Serret, y el conseller de Interior, Jordi Jané.
Centenares de personas han acudido este lunes a despedir a los agentes rurales y la iglesia se ha quedado pequeña, por lo que muchas de ellas no han podido entrar y han aguardado fuera en un silencio cargado de emoción y tristeza.
Los hijos de los agentes, uno de diez y otro de siete años, han soltado al final del funeral dos aves rapaces al cielo delante de los ataúdes, y posteriormente compañeros del cuerpo de los Agentes Rurales han depositado los féretros en los coches fúnebres.
Puigdemont ha evitado hacer declaraciones tras la ceremonia, que se ha prolongado unos veinte minutos y que ha sido oficiada por el obispo de Lleida, Salvador Giménez.
La subdelegada del Govern en Lleida, Inma Manso; el alcalde de la ciudad, Àngel Ros; el exconseller de Agricultura Josep Grau, mossos d'esquadra, bomberos y más de 200 agentes rurales han acompañado a la familia en la despedida.
El homicida confeso de matar a los dos agentes rurales, Ismael R., llamó el sábado al 112 tras dispararles y fue detenido poco después por los mossos; este martes pasará a declarar en el juzgado de guardia de Lleida.