Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proyecto Gran Simio expone dibujos de grandes simios realizados por su director en España de sus viajes a Sudamérica

La organización Proyecto Gran Simio ha presentado la exposición 'La vida salvaje: Volviendo a la esencia' en la que se muestran láminas de dibujos de grandes simios realizadas por el director de la organización en España, Pedro Pozas, durante sus viajes para observar las distintas especies.
La muestra se podrá visitar hasta el 30 de mayo en la biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos (Madrid), desde las 9 horas a las 21 horas ininterrumpidamente de lunes a viernes y el sábado de 9 a 14 horas.
Además, la exposición se completa con objetos de diversas culturas indígenas de Brasil, México y Paraguay con la intención de defender la cultura de los pueblos indígenas que la organización reclama como un "factor fundamental en el derecho internacional". Pozas ha destacado que estos objetos indígenas son "un homenaje a la vida fluida en contacto con la madre Tierra".
Asimismo, la muestra incluye dos fotografías murales con una vista del santuario de Sorocaba en Sau Paulo (Brasil), adscrito al Proyecto Gran Simio y donde hay más de 50 chimpancés rescatados de circos y zoológicos, en la que se encuentra la chimpancé Cecilia.
Esta chimpancé fue conocida por la sentencia de un juzgado de Mendoza (Argentina) en que la jueza aceptó el Habeas Corpus presentado por una Asociación de Abogados en colaboración con el Proyecto Gran Simio y ser considerada "un sujeto de derecho no humano" y el inmediato traslado al santuario al estar viviendo en condicione deprimentes en el zoológico de Mendoza.
El exhibición incluye un documental de 15 minutos sobre la destrucción de las selvas de Indonesia por el monocultivo de la Palma de Aceite y sus graves consecuencias a los ecosistemas tropicales y un carrusel de fotografías de los dibujos realizados en los cuadernos de campo.
"El trazar los rasgos de los seres vivos y plasmarlo tímidamente en cuadernos o láminas en blanco, te hacen sentirte parte de su vida, de sus sacrificios por la subsistencia, de sus dificultades a la hora de vivir en sus ecosistemas que están siendo destruidos por los seres humanos. Te hacen sentir empatía y también dolor porque todos ellos están desapareciendo ante el acoso exterminador del ser humano en la ya llamada sexta extinción. He querido que el dibujo sea reflejo en la defensa de la biodiversidad planetaria", manifiesta Pozas.