Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proyecto Esperanza atendió a 198 víctimas de trata en 2016, la mayoría mujeres de entre 24 y 30 años

Proyecto Esperanza atendió en 2016 a 198 víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, la mayoría de ellas (el 77%), mujeres "muy jóvenes", de entre 24 y 30 años, algunas con hijos, según los datos de la memoria anual de la organización.
La ONG trabaja para ayudar a mujeres que han sido víctimas de trata a salir de esta situación, a recuperarse de las secuelas y a regularizar su situación, de manera que puedan además salir adelante de manera autónoma.
Como parte de esta labor, en 2016 recibieron un total de 188 comunicaciones alertando de posibles situaciones de trata y explotación, gracias a las cuales fueron identificadas 130 personas como presuntas víctimas de trata. En el 94% de los casos, las víctimas fueron atendidas en un plazo inferior a las 3 horas desde que se recibió el aviso, según indica la organización.
Una vez comienza la atención a una víctima de trata, lo primero que hace la organización es entrevistarse con ella para evaluar su situación y cuáles son sus necesidades. A los 10 días desde que comienza la relación con Proyecto Esperanza, el 94% de las víctimas aseguran estar mejor, según los responsables de la ONG.
En cuanto a la atención concreta, desde el área de Trabajo Social de la organización se ha prestado atención en 2016 a 135 personas y ha logrado la obtención de 25 tarjetas sanitarias para víctimas de trata y el empadronamiento de 15 personas, además de obtener ayuda para el pago del alquiler o para garantizar la autonomía de 14 personas.
Asimismo, 50 mujeres han recibido apoyo educativo para facilitar su integración laboral y social y el 78% ha elaborado un "proyecto personal" para planificar su futuro y lograr, así, ser autónomas. En esta línea, 60 mujeres han obtenido orientación sociolaboral, 15 han logrado una beca de estudios, 29 han completado cursos de formación y 30 han conseguido trabajo, según los datos aportados por el Proyecto Esperanza.
Además, desde el área de Salud Integral, se ha atendido a 55 mujeres y se han impartido hasta 78 talleres, facilitando que el 96% de los participantes haya visto mejorada su salud psicológica, según indica la organización.
Proyecto Esperanza presta también asistencia desde el punto de vista jurídico y, en 2016, un total de 101 mujeres han sido atendidas, de las cuales el 44% han logrado ya tener un estatus legal en España, 26 han conseguido acreditar su identidad y cinco han obtenido el reconocimiento del Estatuto del Refugiado.
En este sentido, como parte de la colaboración con otras entidades a nivel europeo, seis víctimas han sido devueltas a España para ser atendidas, mediante los procedimientos establecidos en el Convenio de Dublín.
Junto con el trabajo con las víctimas de trata, el proyecto lleva a cabo también campañas y estrategias de sensibilización, profundización y divulgación del conocimiento sobre la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y, como parte de ello, durante el año pasado la ONG participó en 7 proyectos de investigación e impulsó 23 temáticas de seguimiento de la incidencia política de esta lacra y 41 actividades de formación en ámbitos como universidades, cuerpos de policía, asociaciones de abogados y entidades públicas, además de aparecer más de 250 veces en los medios de comunicación.