Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Provida rechazan la propuesta de Cs de legalizar los "vientres de alquiler": "Atentan contra la dignidad de la mujer"

Argumentan que se "cosifica" a los niños, a los que se convierte en "un producto comercial"
Diferentes asociaciones han mostrado su rechazo al registro de Ciudadanos en el Congreso de una proposición de ley para regular la gestación subrogada en España, este martes 27 de junio. "Es atentar contra la dignidad de la mujer y convertir al niño en un producto comercial", afirman desde Derecho a Vivir.
Así, la doctora y portavoz de esta plataforma, Gádor Joya, cree que, de regular esta práctica, se estaría "aprobando una ley para esclavizar a mujeres y niños". Por ello, han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas que ha reunido en sus primeras 24 horas más de 9.000 apoyos pues, como subraya Goya, "esta práctica castiga especialmente a las mujeres más débiles, a las que no tienen recursos. Las convierte en esclavas al servicio de las empresas que trafican con seres humanos".
A juicio de su portavoz, si el Gobierno da luz verde a esta propuesta, estaría atentando contra los derechos de los niños. "Cosifican al hijo. Se trata al niño como un producto comercial con control de calidad y se le impide que conozca su origen e identidad contraviniendo los artículos 7 y 8 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño", ha alertado en un comunicado.
"No existe el derecho a tener un hijo --ha añadido--. Existe el derecho a que los niños tengan madre y padre. Entender a un hijo como un derecho propio implica su cosificación, y una relación de dominio de los padres sobre el hijo perversa y repulsiva".
Joya ha recordado que "la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa votó en contra de legalizar y regular los 'vientres de alquiler' de manera definitiva, alegando que los derechos y la dignidad humana de las mujeres y los niños se tenían que respetar".
En la misma línea, la Plataforma por las libertades --compuesta por más de un centenar de asociaciones de la sociedad civil, como la Asociación Enraizados, Hazteoir.Org, One Of Us o Remar Internacional, entre otras-- han solicitado a los grupos parlamentarios que voten en contra de esta proposición de ley.
En un comunicado, la Plataforma afirma que esta práctica es "contraria a la dignidad de la mujer" y consiste "ni más ni menos que en la comercialización de su hijo". "El disponer de la función de gestación de una mujer a cambio de dinero, no sólo no es progresista, sino que esclaviza a la mujer, y en consecuencia, se trata de pagar a las mujeres pobres para que tengan hijos los ricos", añaden.
En su opinión, "no es creíble que estos contratos se puedan hacer de forma altruista, y aunque así lo fuera seguirían atentando contra la dignidad de la mujer. El acudir a esta fórmula es una manera de intentar legalizar, por la puerta de atrás, el comercio de los niños".
El Foro de la Familia en Baleares (FFB) también ha mostrado su rechazo a la proposición y ha pedido a los diputados por Baleares que voten en contra. Desde la entidad han asegurado en un comunicado que según el informe del Comité de Bioética, los ingleses pueden encargar su hijo a otros vientres con un sistema que representa un "coladero" y que "no es recomendable que se replique en España mediante una hipotética ley de maternidad subrogada en su variante altruista".
"En el informe, los expertos detallan las implicaciones diversas del fenómeno a partir de lo biológico, lo ético y las repercusiones sociales que conlleva, porque, bajo su ropaje de humanidad, se esconde un verdadero mecanismo de imposiciones y falta de respeto a la libertad individual", han detallado.
Desde VOX Madrid, su presidenta Rocío Monasterio, acompañada por un grupo de mujeres, se han concentrado este martes con un cartel simbólico de 'Se alquila' frente al Congreso de los Diputados en favor del derecho de los niños y la dignidad de la mujer, al considerar "atacados" por la posible ley, según informa la formación.
"Un contrato no puede estar por encima de los derechos de un niño", ha afirmado durante la concentración y ha recalcado que "un niño no es un producto de consumo que se fabrica a demanda". "El embarazo no es sólo una técnica, crea vínculos entre la madre y el feto. Los derechos del niño a filiación, identidad, a tener padre y madre tienen que primar sobre los deseos reproductivos de adultos", ha argumentado.