Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre sobre la protesta en el metro de Madrid: "No se van a ir de rositas"

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid calificó de "acto vándalico" la protesta de un grupo de personas que accionó el frenó de emergencia de 13 trenes en nueve líneas del suburbano madrileño.

Esperanza Aguirre ha advertido a los responsables de paralizar el metro de Madrid este miércoles que "no se van a ir de rositas".
La dirigente madrileña ha explicado que Metro de Madrid tiene cámaras "en prácticamente todos los vagones" y que a las 8.25 horas ya había tres supuestos autores de estos hechos identificados.
   Fuentes de la Delegación de Gobierno han concretado que todavía no hay nombres y apellidos pero que la imagen es lo suficientemente clara para identificarlos. La Policía tendrá que investigar si se trata de individuos que han actuado de manera independiente, a los que se les podría imponer una sanción administrativa, o un colectivo, al que se le puede acusar de terrorismo callejero, e imponer sanción penal.
   En rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, Aguirre ha criticado que esta acción "ha puesto en riesgo la seguridad de los viajeros y ciudadanos", razón por la cual, ha explicado, Metro de Madrid va a poner a disposición de la Policía todos los vídeos que tiene donde se han identificado a varios autores "claramente" e interpondrá una denuncia ante el poder judicial.
   "Esto que dicen que es la primera de las actuaciones que va a hacer este comité no puede quedar impune", ha añadido Aguirre, quien ha dicho que la Comunidad de Madrid tiene "la suerte de tener una delegada de Gobierno que cree en el cumplimiento de la ley, en su obligación de cumplir la ley y hacerla cumplir".
   La presidenta ha insistido en que "estos individuos que han puesto en peligro la seguridad de los ciudadanos y viajeros y que están haciendo un flaquísimo servicio al transporte público que hay en Madrid no pueden irse de rositas".  "No se van a ir de rositas, por lo menos en lo que afecte a la sociedad Metro de Madrid y al Gobierno de la Comunidad", ha sentenciado.