Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tercera noche de disturbios en Barcelona termina con 30 detenidos

Nueva noche de disturbios en Barcelona, la tercera consecutiva. Las protestas por el desalojo de la casa okupa de Sants ha terminado en enfrentamientos entre la policía y los encapuchados. Decenas de patrullas de Mossos d’Esquadra han tomado las calles y, los manifestantes, han intentado frenarles con barricadas y lanzándoles piedras y botellas. Sants ha vuelto a arder en una noche en la que 30 personas han sido detenidas.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 27 personas y la Guardia Urbana a otras tres en los incidentes han informado fuentes policiales.
Los detenidos por los Mossos --entre los que hay dos menores-- están imputados por los delitos de daños, desórdenes públicos y atentado a agentes de la autoridad; el total de detenidos desde el lunes es de 38 personas --35 por los Mossos.
Los incidentes han tenido como epicentro la calle de Sants, donde han comenzado pasadas las 21 horas cuando los antidisturbios de los Mossos ordenaron disolver la manifestación cuando más de un millar de personas marchaban hacia la plaza Espanya.
Cuando la Policía catalana les advirtió con megáfono que "no tienen autorización para continuar más allá de la calle 25 de Maig", un grupo de encapuchados se ha adelantado a la pancarta de cabecera --uno de los lemas era 'El despertar del barrio, la tumba del Régimen'-- y ha comenzado a arrojar botellas y contenedores ardiendo en dirección a la posición de los antidisturbios.
Ha sido el detonantes de la cargas policiales que han comenzado en la calle de Sants, y luego las persecuciones se han extendido por las callejuelas del barrio, con abundante presencia policial por la zona con continuos insultos de los encapuchados contra los Mossos a los que han gritado entre otras cosas 'Fuera del barrio, policía'.
Estos grupos han hecho grandes barricadas quemando contenedores dificultando el paso de las furgonetas de las unidades de las Brimo (antidisturbios) que, además de cargar, también han lanzado salvas (disparos sin munición) contra los violentos.
Los Mossos han detenido en la operación al menos a 28 personas y algunos vecinos han apoyado desde los balcones las reivindicaciones haciendo sonar cazuelas.
Más concentraciones
Se trata de la tercera noche consecutiva de disturbios, en los que este lunes los vándalos lanzaron también objetos a los periodistas, e incluso quemaron en plena plaza de Sants una unidad móvil de TV3.