Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Protección Civil alerta por nieve y vientos de hasta 100 km/h en tierra y oleaje en el norte y el este

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias alerta por nieve y fuertes vientos en tierra y fenómenos costeros este fin de semana en el norte y el este de la Península y Baleares, donde la nieve podrá acumular hasta 20 centímetros de espesor y los vientos alcanzarán los 100 kilómetros por hora.
Así, avisa de que las nevadas intensas podrán acumular en el Pirineo hasta 20 centímetros de espesor y en zonas de Asturias, Cantabria, Castilla y León (en especial a Burgos y Soria), Navarra, País Vasco y Cataluña (Lérida), nevará en cotas de 400 a 600 metros.
Mientras, el viento podrá dejar rachas de hasta 100 kilómetros por hora en el interior de Huesca, Lérida, Tarragona y Castellón y en las costas de Galicia, la cornisa cantábrica, Cataluña e islas Baleares. También afectarán este viernes a Castilla y León y a la Comunidad de Madrid.
También Aragón, La Rioja y la sierra de Tramontana (Baleares) resultarán afectadas por la nieve, aunque con menor intensidad y el domingo la situación tenderá a remitir, aunque seguirá afectando a zonas del norte peninsular.
Se prevén vientos costeros en las costas gallegas, cornisa cantábrica, Cataluña y archipiélago balear y el domingo en la costa catalana y valenciana así como a las islas Baleares.
Después de este temporal, Protección Civil alerta de que es probable que se produzca un episodio de temperaturas muy bajas en la Península y Baleares, que se mantendrá, al menos, hasta el viernes 20.
Ante la previsión de nieve, Protección Civil recomienda viajar por carretera "si es imprescindible" y, en ese caso, llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, así como informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras; extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.
También aconseja revisar los neumáticos, el anticongelante y los frenos y tener la precaución de llenar el depósito de gasolina. También es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio o cargador de automóvil.
En caso de quedar atrapado en la nieve, Protección Civil aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovar cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.
A quienes se queden aislados y necesiten ayuda, les insta a no tratar de resolver la situación de forma unilateral sino tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.
Por otro lado, frente a los fuertes vientos, aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También recomienda abstenerse de subir a los andamios sin medidas de protección.
A los conductores les aconseja que extremen las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y que presten atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.
Frente al riesgo de vientos costeros, recomienda a quienes se encuentren en zonas marítimas alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
También aconseja no estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje y recordar que en estas situaciones el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quienes se encuentren en las proximidades del mar. Finalmente, insta a no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.