Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Protección Civil y Emergencias alerta por descenso generalizado de temperaturas, nieve y viento

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) alerta por un generalizado descenso de las temperaturas, nieve y viento.
Así, avisa de que este martes 17 de enero comienza un cambio en la situación meteorológica que afectará prácticamente a toda la Península y Baleares, previsiblemente hasta el sábado 17. Esta situación está caracterizada por la entrada de una nueva masa de aire seca y fría de origen continental, por el noreste.
Por ello, ha activado el Protocolo de Coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado ante nevadas y situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la red de carreteras del Estado, en fase de alerta, y ha mantenido en la mañana de hoy una reunión de coordinación con la Unidad de Valoración de Riesgos de Nevadas, a la que han asistido representantes de AEMET, Dirección General de Tráfico, y de la Dirección General de Carreteras, bajo la coordinación de la citada Dirección General de Protección Civil y Emergencias.
En este sentido, recuerda que el notable descenso de las temperaturas que se producirá en la práctica totalidad de la península, podrá dejar mínimas de -12º en áreas del cuadrante nordeste peninsular.
NIEVE, HIELO Y ALUDES
Además, señala que la nieve afectará hoy a las islas Baleares, donde podrán alcanzar 5 centímetros de espesor en cotas de 100 metros, y se irá extendiendo a zonas del sureste peninsular y a áreas próximas de Castilla-La mancha, Aragón y Comunidad Valenciana.
El frío hará que la nieve caída perdure y se produzcan placas de hielo. Las heladas afectarán, prácticamente, a toda la Península y hay riesgo de aludes en Huesca, Lleida y Navarra
Se prevén rachas de viento que podrían alcanzar 120 km/h en el interior de Huesca y Lleida, así como en las costas de Gerona y el litoral balear.
RECOMENDACIONES
Con carácter general, Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables. Aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones.
Frente a la previsión de nieve, aconseja viajar por carretera si es imprescindible, llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, así como informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras; extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.
También recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina; llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.
En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.
En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, recomienda no resolver la situación de forma unilateral, tratar de informar de este hecho y salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia.
Frente a los fuertes vientos, recuerda que conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse así como abstenerse de subir a los andamios sin medidas de protección.
A los conductores, Protección Civil les aconseja extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.
Ante los vientos costeros, insiste a quienes se encuentren en zonas marítimas que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan resultar afectados por las mareas elevadas y los oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. También recomienda estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje.
En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quienes se encuentren en las proximidades del mar. Por ello, avisa de la importancia de no poner en riesgo la vida humana ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.