Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Programa en Facebook la publicación de su nota de suicidio

Timcuatro.com

Tim Marcellino, de 22 años, se suicidó en su piso de estudiantes tras verse forzado a dejar las clases debido a una enfermedad que le impedía asistir al aula. El cuerpo fue encontrado por su padre en la habitación de su piso de estudiantes de la universidad de Manchester, donde estudiaba Literatura Inglesa.

El cuerpo de Marcellino fue encontrado junto a su ordenador portátil, donde aparecía una larga nota de suicidio en la pantalla, que todavía no había sido publicada por un progarama en su perfil de Facebook.
A pesar de su creativo talento, suspendió segundo curso de carrera, sin embargo, sus profesores de universidad le dieron una nueva oportunidad para conseguir aprobar.
Pero ésta no era la primera vez que el joven planeaba quitarse la vida, ya que intentó previamente suicidarse con una ingesta masiva de pastillas, según informa el diario 'The Daily Mail'.
Sin embargo, al parecer, el joven sufría largos periodos depresivos, situaciones en las que para él era muy dificil salir adelante.
Su madre, Kate Wood, confesó que su hijo "no quería seguir adelante y que cada vez se sentía más angustiado, incluso con su familia". "Comía y dormía muy mal, hasta que comenzó a desmoronarse". "Cuando dormía, soñaba que estaba muerto y, de hecho, deseaba estarlo".
Tras ser aceptado en la Universidad de Manchester, ciudad donde vivía su padre, el estado de salud de Tim comenzó a desmoronarse, hasta tal punto que dejó de ir a clase.
Por ello, al joven le recetaron antidepresivos y le enviaron a psicoterapia, pero sin ningún éxito.
Según su psicóloga, Sam Beaumont, "Tim tenía muchas dificultades en sus relaciones personales, presentaba bajos niveles de autoestima y no tenía ningún propósito en la vida".
"A pesar de que la gente le viese como un chico exitoso, y como una persona excepcional, el nunca lo sintió".