Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Princesa Letizia ya no luce su anillo de compromiso

La Princesa Letizia ya no luce su anillo de compromisoGtres

Esta joya, que tiene un gran valor sentimental para la Princesa de Asturias, ahora es objeto de polémica. Por lo visto Doña Letizia ha dejado de ponerse el anillo con el que el Príncipe Felipe le pidió matrimonio, un símbolo que significa mucho para ella.

La historia viene de lejos. En concreto, desde el momento en que Don Felipe comenzó a preparar el que iba a ser uno de los instantes más emocionantes de su vida: la pedida de mano de Letizia Ortiz, la futura Princesa de Asturias.
Pero el objeto imprescindible de este compromiso vino desde Barcelona, concretamente desde la conocida joyería Suárez, y el encargado de ser el cómplice de la pedida fue el cuñado del Príncipe, el Duque de Palma.
El caso es que Don Felipe le pidió a Iñaki Urdangarín que le hiciera ese favor, encargo que pagó con la tarjeta del Instituto Noos y que después no dejó que el Príncipe lo abonara, diciéndole que "corría de su cuenta", es decir, que se lo regalaba.
Y es que lo que en un principio había sido un detalle por parte del Duque de Palma, ahora se ve salpicado por la polémica. Los periodistas Eduardo Inda y Esteban Urraiztieta han sido quienes han revelado este hecho en su libro 'Urdangarin. Un conseguidor en la corte del Rey Juan Carlos', texto que salió a la venta el pasado mes de octubre.
Estos periodistas aseguran que el Duque de Palma pagó el anillo de compromiso de la Princesa Letizia con el dinero de Noos, la sociedad sin ánimo de lucro con la que, supuestamente, Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres recaudaban fondos para posteriormente desviarlos a paraísos fiscales, acciones que ahora están siendo investigadas y por las que actualmente están intentando demostrar su inocencia en los tribunales.
Esta joya de alto valor sentimental se trata de una alianza de oro blanco y diamantes talle baguette, valorada en aproximadamente 3.000 euros, fue presentada el pasado 6 de noviembre de 2003, y desde entonces la Princesa Letizia no se la había quitado de su dedo anular.
Esta alianza, junto con su anillo de bodas, eran las únicas joyas que Doña Letizia no había dejado nunca en su joyero. Y es que desde que comenzó la crisis, para empatizar con la situación económica y solidarizarse con la situación que viven los españoles en estos momentos, la Princesa dejó de utilizar todas sus maravillosas joyas, excepto estas dos piezas.
Pero a raíz de esta publicación, la Princesa Letizia tuvo que olvidarse de lucir su preciada alianza de compromiso, y ya el pasado mes de octubre, cuando presidía un acto oficial junto al Príncipe Felipe en Valladolid, no llevaba esta pieza, que sustituyó por el anillo 'Parentesi New' de Bvlgari, y que lució junto a su anillo de bodas.
Así, Doña Letizia ha sustituído esta polémica joya y ha intentado que pase inadvertida poniéndose otro de sus anillos para desvincularse de la controvertida imputación del Duque de Palma y el Caso Noos.