Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Portugal a por la vacuna de la meningitis

Cientos de personas se han echado este sábado a la calle en Galicia para pedir más protección para sus hijos contra el meningococo B, la bacteria responsable de uno de los tipos más agresivos de meningitis. Reclaman así la comercialización de una vacuna que, en España, sólo se administra en hospitales y en casos puntuales. Sus demandas encuentran el apoyo de pediatras y enfermeros, por lo que la negativa del Ministerio de Sanidad les resulta incomprensible. Hasta ahora sólo han conseguido el compromiso de la Xunta para incluirla en un proyecto piloto. Tratan de evitar el peregrinaje que cada día decenas de padres realizan hasta las farmacias de Portugal, para hacerse el de Bexsero. Llegan con la nevera portátil en mano, para mantener la cadena de frío que exige el medicamento, con el riesgo que este transporte conlleva. En la mayoría de los casos, la vacuna se administra en las consultas privadas de pediatría. Cada una de las dos dosis cuesta 95,06 euros, un precio para ellos infinitamente menor que la salud de sus hijos.