Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro policías despedidos por reírse de una joven que había sido violada

PoliceReuters

La joven denunció a la policía de Northamptonshire, Inglaterra, una agresión sexual que estaba provocando un trauma en ella. Pero los comentarios que tuvo que escuchar tras el teléfono hicieron que se sintiera aún peor.

"Los nueve minutos que duró la conversación fueron una tortura para mí. No podía dejar de llorar y temblar. Nunca podré volver a confiar en la policía y nunca lo perdonaré", confesaba la joven. La víctima acudió a la Policía para denunciar la terrible situación que vivió, un hombre abusó sexualmente de ella e incluso le orinó encima, pero su tortura no acabó ahí.
Recibió una llamada de la policía en la que pudo escuchar como su declaración era leída en alto entre varios agentes, mientras hacían comentarios despectivos, desagradables, y denigrantes, además de bromear con la situación. Los agentes, según confirma Metro, Robin Denton, Mateo Neild, Todd Mills y Deanna Waite no estaban directamente involucrados en la investigación sobre la presunta violación y todos fueron suspendidos de su cargo inmediatamente.
La audiencia ha considerado que todos los agentes han incumplido las normas de confidencialidad, además de provocar un trauma aún mayor a la víctima, que ha confesado sentirse "rota e impotente, y todo por culpa de la policía, la gente que esperaba que me ayudase a encontrar la justicia".