Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 84 personas tras la incautación de más de 700.000 productos dopantes

Detenidas 84 personas tras la incautación de más de 700.000 productos dopantesInformativos Telecinco

Un macrodispositivo de la Policía Nacional contra el tráfico de sustancias dopantes ha permitido detener a 84 personas e incautar más de 707.000 dosis de anabolizantes, EPO y hormonas del crecimiento en diez comunidades autónomas, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

Los agentes han desmantelado dos organizaciones que importaban estos productos, que pueden causar un grave perjuicio a la salud, desde Grecia, China y Portugal y los comercializaban en centros deportivos y domicilios particulares de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía, Comunidad de Madrid, País Vasco y Asturias.
El flujo ilegal de medicamentos que eran introducidos en España a través de las rutas internacionales era muy elevado, ya que sólo en el primer trimestre de 2013 un total de 750 kilos de estupefacientes fueron introducidos por una de las dos organizaciones desarticuladas.
Las redes sociales servían de soporte publicitario y vía de contacto con consumidores, que en muchas ocasiones se convertían también en vendedores de una extensa red comercial en España. Entre los detenidos figura un farmacéutico que sorteaba los controles legales para distribuir sin receta este tipo de medicamentos.
En concreto, la primera de las investigaciones ha desmantelado una red de introducción en España de sustancias anabolizantes provenientes de la localidad de Amadora (Portugal) a través de una empresa de paquetería.
11.000 euros diarios
Las pesquisas, que comenzaron a comienzos de abril, se han saldado con la detención de 75 personas en Valencia, Alicante, Castellón, Málaga, Jaén, Cádiz, Sevilla, Madrid, Álava, Vizcaya, Barcelona, Tarragona, Cantabria, A Coruña y Asturias.
Asimismo se ha imputado a dos más en Ávila y Málaga y también al ciudadano portugués que introdujo las sustancias anabolizantes desde el país luso. Además se han interceptado, antes de llegar a los destinatarios, siete paquetes postales con anabolizantes y se han practicado 47 registros domiciliarios en los que se han incautado 24.700 dosis de dichas sustancias.
El envío de los anabolizantes desde Portugal alcanzaba a 80 destinatarios diferentes, repartidos por toda la geografía nacional, y que a su vez se encargaban de redistribuirlos desde sus domicilios y varios gimnasios. La cantidad de sustancias dopantes introducida por esta red tan sólo en el primer trimestre de 2013 podría haber reportado a la organización ingresos de hasta 11.000 euros diarios.
Malla comercial en España
La segunda investigación se ha desarrollado en los últimos meses y ha permitido intervenir más de 683.000 de dosis de productos dopantes como anabolizantes, EPO, hormonas de crecimiento e insulinas y detener a 9 implicados: tres en Huesca, dos en Figueras (Girona), dos en San Joan de Espí (Barcelona) y otros dos detenidos en Castellón, todos ellos por un delito contra la salud pública. Además, a estos datos hay que sumar otras dos imputaciones y los registros realizados en varios domicilios de Castellón, Sant Joan de Espi, Figueres y Huesca.
Las primeras pesquisas se iniciaron en Huesca donde los investigadores destaparon un entramado de distribuidores, compradores-distribuidores y consumidores finales de sustancias dopantes. Además, los agentes detectaron varios focos de distribución y de almacenamiento en distintos puntos de España.
Adquisición en China y Grecia
La organización adquiría las sustancias en China y Grecia y utilizaba las redes sociales para darse a conocer, ofertar sus productos y mantener los contactos con los clientes. Así, la red de distribución se iba ampliando con consumidores de los productos que se iban convirtiendo a su vez en vendedores. Como consecuencia de esta práctica se extendía la malla comercial de la trama en nuestro país.
Gracias a la colaboración de la policía italiana se interceptó una entrega procedente de Grecia con tránsito en zona italiana. Así, los agentes lograron interrumpir la distribución por diversas agencias de mensajería de 18 paquetes de productos dopantes.
La operación ha sido desarrollada por la Comisaría General de Policía Judicial, las Jefaturas Superiores de Cataluña, Aragón y Valencia; los Grupos de Estupefacientes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Valencia, Barcelona, Tarragona, Madrid, Alicante, Castellón, Jaén, Málaga, Cádiz, Almería, A Coruña, Oviedo, Santander y Ávila; el Grupo I de la UDEV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Vitoria y el Grupo IV de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.