Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional investiga una reyerta entre jóvenes en la puerta de una discoteca en Marbella (Málaga)

La Policía Nacional investiga las causas por las que dos grupos de jóvenes protagonizaron una reyerta en la puerta de una discoteca de Marbella (Málaga) en la madrugada del domingo, según han señalado este miércoles fuentes de la Subdelegación del Gobierno.
Así, han precisado a Europa Press que la Policía inició este pasado lunes la investigación después de que trascendiera en las redes sociales un vídeo de la pelea. La información de la que disponen los agentes es escasa.
La Policía, han indicado las fuentes, se centra en tratar de identificar a los diferentes jóvenes que intervinieron en la reyerta, que se originó en las proximidades de una discoteca ubicada en la Milla de Oro, de la que no se ha presentado denuncia.
El concejal de Seguridad Ciudadana de Marbella, Javier Porcuna, ha explicado que la comisaría de la Policía Nacional emitió un aviso a la Policía Local debido a la "buena coordinación" entre ambos cuerpos. Agentes locales se trasladaron al lugar de la pelea pero cuando llegaron no encontraron a ninguno de los participantes en la misma.
Los agentes abrieron las diligencias oportunas a las que se incorporó el vídeo que, según el edil, grabó un trabajador de la discoteca. A partir de ahí, la Policía Nacional asumió la investigación.
Fuentes municipales han indicado que el autor del vídeo es uno de los camareros del local y que la reyerta comenzó al parecer después de que una chica piropeara en la discoteca al novio de otra.
En la grabación, de un minuto y medio de duración, se observa a unos diez jóvenes propinándose insultos, puñetazos y patadas mientras diferentes personas piden detener la pelea y llamar a la Policía Local. Dos jóvenes quedan inconscientes y uno de ellos es sacado a rastras de la pelea.