Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden 11 años de cárcel para una mujer que intentó matar varias veces a su prometido

Piden 11 años de cárcel para una mujer que intentó matar varias veces a su prometidoGtres

Una mujer "muy peligrosa" ha sido condenada a 11 años de cárcel por intentar matar a su prometido en numerosas ocasiones y haberle sometido a malos tratos.

Sharp, de 25 años, atacó con un cuchillo en tres ocasiones distintas a su prometido Martyn Brown, de 29 años. Le apuñaló en octubre y diciembre del año pasado, hasta que en enero de este año llevó a cabo un ataque brutal, informa el diario Metro.
Después, llamó a los servicios de emergencias fingiendo que tenía dolores de estómago. Cuando llegaron los paramédicos se dieron cuenta de que realmente quien estaba herido era el hombre, que tenía varias lesiones incluyendo un pulmón perforado.

Brown, padre de dos niños, pensaba que “iba a morir aquella noche”. Y agregó: "Si alguien en mi situación está leyendo esto espero que huyan, porque va a empeorar". Por su parte, Sharp admitió tres delitos de herir intencionadamente a su pareja con el objetivo de causarle graves lesiones.

En la audiencia en Preston Crown Court, el juez Robert Altham dijo que Sharp “controlaba” a su prometido y se volvía “irracional y violenta” después de beber alcohol. “He visto las fotografías y muestran a un hombre que lleva una serie de cicatrices y una serie de lesiones importantes. Las lesiones sufridas podrían haber sido fatales”.
Además, “la gravedad de las lesiones fue tal que el cirujano sintió que era necesario someterse a una laparotomía de emergencia para asegurar que no se habían dañado otros órganos internos”. “Estoy perfectamente convencido de que es una mujer muy peligrosa que cumple los criterios de peligrosidad”, aseguró el juez Robert. El fiscal Nick Kennedy dijo que Brown está sufriendo de PTSD y que está luchando por su vida.

Al parecer la pareja pensaba casarse en octubre, pero sus planes se vieron truncados cuando Brown pasó cuatro días en el hospital a causa de lesiones infligidas por su prometida.

Cuando los paramédicos llegaron a su casa y se dieron cuenta de que estaba herido, admitió que nunca había denunciado el abuso porque estaba "avergonzado de lo que le había hecho".

Brown había sufrido lesiones en el hombro, el estómago, la parte superior izquierda de la espalda, el muslo, la frente, el pecho superior izquierdo, el bajo vientre y una herida de defensa entre el dedo y el pulgar, así como arañazos en el cuello y las marcas de mordida.

El abogado de defensa de Sharp, John Woodward, dijo que había sufrido experiencias traumáticas de niña, incluyendo una leucemia, y había intentado quitarse la vida. Y añadió: "Ella ha aprendido la lección, lo lamenta, entiende que lo que hizo fue terriblemente malo".
La víctima Martyn Brown dijo que esperaba que los hombres que sufren malos tratos logren "salir" después de su calvario a manos de maltratadores como Harriet Sharp.