Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PharmaMar espera tener en 2020 tres compuestos oncológicos en el mercado para cinco o más indicaciones

La compañía PharmaMar ha anunciado este lunes que espera tener en 2020 en el mercado tres compuestos para cinco o más indicaciones de diferentes tipos de cáncer, según han anunciado el director general de la Unidad de Negocio de Oncología, Luis Mora, y el director de Relación con Inversores y Mercado de Capitales de la compañía, José Luis Moreno.
Actualmente, PharmaMar comercializa en más de 80 países, incluido Estados Unidos y Japón, trabectedina, registrado con el nombre de 'Yondelis', para el tratamiento del sarcoma de tejidos blandos y cáncer de ovario sensible al platino. Se trata del primer medicamento de origen marino aprobado en Europa.
"Este medicamento está generando la mayor parte de nuestras ventas y, de hecho, nos está aportando suficientes recursos para financiar el resto de 'pipeline' que tenemos", ha explicado Moreno. De hecho, durante los nueve primeros meses de 2016, la compañía obtuvo un incremento del 9,7 por ciento en la comercialización de este fármaco, lo que supuso en términos neto unos 67 millones de euros.
La compañía busca sus compuestos en el mar, principalmente en el Océano Índico, y, tal y como han informado los expertos, actualmente cuenta ya con más de 200.000 muestras, lo que supone una de las "mayores" bibliotecas en este aspecto del mundo. "Tenemos la capacidad de descubrir nuevas moléculas y, además, tenemos nuestra propia red comercial lo que hace que podamos vender directamente nuestros productos", ha enfatizado el director de Relación con Inversores y Mercado de Capitales.
'APLIDIN', PM1183 Y PM184
Gracias a todo ello, prosigue, la compañía cuenta ya con otras moléculas en fase de aprobación y desarrollo. La primera de ellas, y después de 'Yondelis', es plitidepsina, registrada con el nombre de 'Aplidin', que se encuentra en proceso de revisión por parte de las agencias europeas para el tratamiento del mieloma múltiple.
En concreto, se espera que la opinión de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) llegue a lo largo de este año y que, finalmente, se apruebe en cuarta línea de tratamiento. Además, según ha comentado Mora, está en marcha otro estudio pivotal con esta molécula para el tratamiento del linfoma de células T angioinmunoblástico, en el que ya están participando más de 60 pacientes.
'Aplidin' está licenciado, en colaboración con Specialised Therapeutics Asia, en 12 países del sudeste asiático, en Australia y Nueva Zelanda; en Taiwán con TTY; en ocho países europeos con Chugai Pharma Europe; y en Corea del Sur con Boryung Phram.
Ahora bien, los responsables de la compañía han asegurado que su producto clave es lurbinectedina (PM1183) que, según los resultados obtenidos en diferentes ensayos, presenta una actividad antitumoral "muy significativa" en el tratamiento de distintos tumores como el cáncer de pulmón microcítico, cuyo estudio está en fase III de registro; cáncer de ovario platino-resistente, en fase III de registro; y un subtipo de cáncer de mama metastásico con mutación en el gen BRCA 1/2, que está actualmente en fase II.
En el primero de ellos, el director general de la Unidad de Negocio de Oncología de PharmaMar ha recordado que representa el 15 por ciento de todos los tumores de pulmón y ha explicado que PM1183 cubre una necesidad médica no cubierta ya que no hay disponible ninguna terapia para este tipo de tumor pulmonar. "No hay nada que nos inquiere en cuanto a competencia para esta línea de tratamiento", ha asegurado Mora.
Respecto al cáncer de ovario platino-resistente, esta molécula, sobre la que PharmaMar ha alcanzado un acuerdo con Chugai para desarrollar y comercializar en exclusiva en Japón, va dirigida a las personas que han recaído a los seis meses de tratamiento y, según los datos por ahora obtenidos en los diferentes estudios, logra aumentar la supervivencia.
También se han obtenidos resultados "muy buenos" en el tratamiento del cáncer de mama con mutación en el gen BRCA 2, puesto que se ha visto que aumenta la supervivencia en más de 30 meses en los ensayos fase II. Del mismo modo, la compañía está comenzando a analizar PM1183 en cáncer de endometrio.
La estrategia que la compañía para esta molécula es montar una red de ventas en Estados Unidos para comercializarla en copromoción. "Si todo va bien, esperamos que PM1183 esté disponible en Estados Unidos para el tratamiento del cáncer de ovario platino-resistente", ha apostillado Mora.
Asimismo, la compañía tiene en desarrollo clínico la molécula PM184 para tumores sólidos, entre los que se incluye un cáncer de mama localmente avanzado y/o metastásico positivo para receptores hormonales y negativos para HER2. "Estamos invirtiendo ahora para el futuro, son procesos ambiciosos que creemos que nos pueden reportar buenos resultados", ha zanjado Moreno.