Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La obsesión por nuestros smartphones puede costarnos la vida

Al este de China, en el condado de Pingyang, Wang, de 28 años, paseaba al borde de un río mientras miraba su teléfono móvil. Sin darse cuenta, cae. Tras minutos luchando por su vida, la mujer desaparece en el río. Un despiste que le ha costado la vida. Y es que, la obsesión por nuestros teléfonos móviles nos puede salir muy cara. En España, se ha convertido, junto al consumo de alcohol y drogas, en una de las principales causas de accidentes de tráfico. Y la última moda, la de los ‘selfies’, se ha cobrado la vida de un total de 12 personas en todo el mundo. En España, han sido dos. Una de ellas, la de Silvia. Una joven polaca de 25 años que falleció en Sevilla al caerse desde el puente de Triana.