Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El doctor Pedro Jaén y su equipo, premio Excellens de Rotary Club por su proyecto 'Albinos de Tanzania'

El doctor Pedro Jaén Olasolo, jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal, y su equipo recogerán el próximo lunes el Premio Excellens del Rotary Club Madrid Serrano por su proyecto 'Albinos en Tanzania', país donde los 150.000 personas afectadas son discriminados y excluidos de la sociedad y incluso perseguidos y asesinados por supersticiones locales.
Precisamente en 2008 se produjeron 40 asesinatos de albinos por estas circunstancias. Ese mismo año, los dermatólogos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid Lorea Bagazgoitia, Luis Ríos y Pedro Jaén viajaron por primera vez a Tanzania, uno de los países con mayor prevalencia de albinismo, con la intención de iniciar algún proyecto de cooperación internacional en el que sus conocimientos de dermatología pudieran ser útiles para personas desfavorecidas.
Escogieron el Regional Dermatology Training Centre (RDTC) de Tanzania por azar y amistad, aunque el tiempo, según las propias palabras de los doctores, les ha demostrado que no podían haber hecho mejor elección.
El RDTC es un centro de formación de dermatólogos de todo el Este de África, apoyado por la Internacional Foundation of Dermatology (IFD) desde los años noventa y dirigido desde hace 20 años por Henning Grossman, alemán de origen y tanzano de corazón y por Daudi Mavura, ambos dermatólogos, que les recibieron con los brazos abiertos.
Valoraron muy especialmente el especial conocimiento y experiencia en cirugía dermatológica del equipo español, que podía resultar de gran ayuda para el tratamiento del cáncer de piel en las personas albinas que, al pasar largas horas al sol sin ningún tipo de protección, tienen una alta incidencia de cáncer de piel, que se inicia, ya en la infancia, con un precáncer y que afecta al 100% a los 18 años. La esperanza de vida no llega a los 30 años en estos pacientes.
Además, la lista de espera es demasiado larga y, con frecuencia, los pacientes son operados tarde, cuando el pronóstico ya es fatal. Esto podría evitarse si fuesen tratados a tiempo y, sobre todo, si usasen cremas coadyuvantes con reparadores del ADN.
Desde hace ya nueve años, los dermatólogos españoles han viajado dos veces al año para tratar mediante cirugía a muchos pacientes con cáncer de piel.
En este tiempo han podido centrarse en la formación en Cirugía Dermatológica de personal sanitario local. Para ello realizan talleres al menos una vez al año en el que decenas de pacientes con albinismo son intervenidos. Los médicos locales, participan de forma activa en dichas cirugías y van adquiriendo así las aptitudes necesarias para llevar a cabo las intervenciones por sí mismos.
A estos cursos de cirugía dermatológica, acuden también dermatólogos de países limítrofes como Kenia, Malawi, Ruanda, Burundi, Zambia o Uganda que desean aprender o mejorar sus técnicas quirúrgicas.
A lo largo de testos años otros profesionales de diferentes especialidades, como Anestesia o Cirugía Plástica, se han venido sumando a esta actividad docente y gracias a ellos han sido posibles los logros obtenidos.
DOS QUIRÓFANOS PARA CIRUGÍAS CON ANESTESIA GENERAL
Además, hace tres años y gracias a la aportación de varias entidades colaboradoras, se inauguraron dos quirófanos preparados para realizar cirugías con anestesia general en la nueva sede del Regional Dermatology Training Centre. Actualmente, los quirófanos se utilizan diariamente para el tratamiento de tumores cutáneos.
En estos 9 años se han realizado ya más de mil cirugías, con la implicación, del doctor Cuevas y Gerardo Patiño, especialista y técnico de anatomía patológica, respectivamente, han hecho posible que el Regional Dermatology Training Centre disponga de un laboratorio donde poder analizar los tumores extirpados, algo que no era posible antes de su llegada. Asimismo, desde hace dos años cuenta con un equipo de telepatología, que permite consultar en directo las biopsias y piezas extirpadas por el doctor Cuevas desde Guadalajara.
APOYO ROTARIO AL PROGRAMA 'ALBINOS DE TANZANIA'
El Rotary Club Madrid Puerta de Hierro, bajo las presidencias sucesivas de Gabriel Pérez Castillo y Mª Eugenia Lapeira y por iniciativa del rotario Enrique Sánchez de León, con la colaboración del doctor Jaén y el rotario Bernardo Rabassa, hicieron una aportación de 20.000 euros para el proyecto de Prevención y Tratamiento del Albinismo en el Kilimanjaro (Moshi).
Esta acción solidaria, en la que participaron la Fundación Rotaria y el Rotary Club Local en el Kilimanjaro (Tanzania), el Gobierno de Tanzania, el Organismo Internacional de la Fundación para la Dermatología, la KCMC y la Fundación Buen Samaritano, permitió la instalación de un Quirófano completo en El centro Moshi (Tanzania).
Además de las actividades de atención de salud, el Centro Moshi tutela el 'Proyecto de Extensión Albino' para el control y seguimiento de todos los albinos en el área del Kilimanjaro y apoya su educación, les explica la importancia de la protección solar y les da ropa especial (sombreros, camisas de manga larga), protectores solares y gafas de sol.