Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Patio Maravillas 'okupa' un nuevo edificio en Madrid

El Patio Maravillas, el centro social autogestionado más emblemático de Madrid, ha 'okupado' esta tarde un edificio ubicado en el Paseo del Prado, número 30, y que está reservado para que en un futuro albergue el Museo del Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo, (MAADU) impulsado por el argentino Emilio Ambasz.

Un portavoz del Patio Maravillas ha explicado a Europa Press que el objetivo es extender los proyectos del Patio y continuar con sus actividades culturales y de índole política --sirve como punto de encuentro de muchos grupos que apuestan por la sanidad universal, el cierre de los CIES, la lucha por el empleo juvenil o los afectados por los desahucios--.
También se ha decidido dar el paso ante el inminente desalojo en la calle Pez, 31, dado que tres meses recibieron la orden judicial de desalojo cautelar y una vez vencido el plazo de un mes, el desalojo forzoso por parte de la Policía Nacional puede llegar en cualquier momento.
Los motivos que motivaron el decreto del desalojo en la calle Pez es que hay indicios de que se está cometiendo un delito de usurpación, que el edificio tiene problemas de seguridad, que carece de permiso para realizar actividades y que en caso de problemas la responsabilidad judicial recaería sobre la empresa propietaria Nivel29.
En este caso, más de un centenar de personas ha acudido a su nuevo edificio, al lado del CaixaForum, y donde se puede leer todavía 'Casa de Socorro', con una pancarta con el lema 'Vamos despacio porque vamos lejos'. También han colgado en la ventana de una de las plantas otra con el mensaje de 'Ni un día sin patio'.
Desde el Patio han explicado que este edificio está vacío desde 2012, y que ahora Emilio Ambasz, "sin concurso público" se va a encargar de hacer un museo, "que según han denunciado el Colegio de Arquitectos de Madrid, no cuenta ni con su visto bueno". Además, denuncian que se ha rebajado los niveles de protección para poder acometer la obra en un edificio que data de 1936.
El consistorio cedió el edifició hace dos años
En marzo de 2013, Ambasz, pionero de la arquitectura verde y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, firmaron un convenio de colaboración, por el que el Consistorio cedía el inmueble por 75 años para fines culturales mientras que la Fundación Ambasz se hacía cargo de la construcción y mantenimiento por un montante de 10 millones de euros.
El edificio de Paseo del Prado, 30, actualmente sin uso, estaba incluido en el lote de inmuebles que el Ayuntamiento puso a la venta. El arquitecto se interesó por él y le escribió una carta a Botella. La decisión municipal fue sacarlo de ese catálogo para dar cabida al museo teniendo en cuenta la ubicación estratégica, en pleno Paseo del Arte, y potenciar el entorno desde el punto de vista cultural, turístico e internacional.