Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parricidio de Dos Hermanas se hizo con un arma blanca

En Dos Hermanas tras el triple parricidioEfe

Un hombre de 34 años de edad ha acabado supuestamente con la vida de sus padres y de su hermana en Dos Hermanas (Sevilla). El presunto homicida, que ha estado sometido a tratamiento médico al sufrir algún tipo de trastorno mental, se ha entregado este viernes en los juzgados de la localidad sevillana aunque los hechos se produjeron este pasado jueves, según han informado fuentes del caso. Los vecinos de la familia, están perplejos ante el atroz crimen.

El presunto homicida, según las citadas fuentes, estuvo bajo tratamiento médico debido a una merma en sus facultades mentales y había regresado al hogar familiar hace aproximadamente un mes y medio después de haber pasado un periodo de tiempo fuera del mismo.
Tras el triple crimen, el hombre limpió la vivienda familiar escenario del mismo y, ya este viernes, acudió a los juzgados de Utrera para contar lo sucedido. El supuesto homicida, que fue detenido inmediatamente, protagonizó supuestamente algún altercado en los días previos a este triple parricidio.
El Ayuntamiento de Dos Hermanas, gobernado por Francisco Toscano, ha declinado pronunciarse ante el triple crimen perpetrado en la calle San José, remitiéndose a la investigación que actualmente tiene en marcha el Cuerpo Nacional de Policía.
Sorpresa y perplejidad
En la barriada, los vecinos,  están perplejos ante el atroz crimen. Según los testimonios recogidos por Europa Press entre los vecinos, esta familia llegó a la ciudad sevillana desde "el norte", concretamente desde Asturias según algunos de ellos, y entre sus miembros no sólo el presunto parricida habría estado sometido a tratamiento por problemas psicológicos.
"Es una verdadera pena. Yo conocía al padre y parecía buena gente", manifestaba uno de los vecinos explicando que el triple crimen, así como el importante despliegue policial, han despertado gran expectación entre los vecinos de la calle San José y su entorno. "La calle está cortada, acordonada, y hay muchos policías", relataba otra vecina, quien corroboraba que se trata de una familia "de fuera" pero manifestaba no conocer en detalle a los miembros de la familia.
No obstante, al margen del presunto autor de los hechos y de las tres víctimas mortales, no figuraran otros miembros en la familia, según manifestaban los vecinos.