Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parques Nacionales recupera a uno de los dos linces que faltaban del centro de cría de El Acebuche (Huelva)

Técnicos del Organismo Autónomo Parques Nacionales han recuperado uno de los dos linces que falta del centro de cría de El Acebuche (Huelva), donde el domingo se evacuó a una quincena de ejemplares y se abrieron las puertas para que el resto pudiera huir de las llamas que se acercaban al recinto a consecuencia del fuego que se inició el pasado sábado en Moguer (Huelva).
Así, el OAPN del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio ambiente ha informado de que han capturado ya a Aura, uno de los dos linces que se escaparon tras la evacuación del centro.
Los técnicos y el personal del programa Life Iberlince de Andalucía, instalaron varias jaulas-trampa para localizar a los dos linces que faltaban, y la pasada noche, Aura, una hembra adulta de 13 años, ha sido localizada en uno de los dispositivos de captura en las inmediaciones del centro.
Aura ha sido hallada en buen estado aunque a lo largo de los próximos días se seguirá su evolución. En todo caso, ya está en su recinto dentro del centro de cría. Ahora, aún falta por hallar un lince adulto del que ya se han encontrado varios rastros.
El Ministerio insiste en que el incendio ocurrido en el entorno de Doñana y que motivó la evacuación del centro de cría no afectará significativamente al programa de cría en cautividad del que forma parte el Organismo Autónomo Parques Nacionales con sus dos centros de cría, el de El Acebuche (Huelva) y el de Zarza de Granadilla (Cáceres).
Estos centros de cría forman parte de una red de centros de cría repartidos por la Península y que son gestionados con criterios genéticos de una manera global, como una población única en cautividad y no como poblaciones individuales por centro.