Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide "diálogo" para acabar con la represión y la merma de libertades

El Papa Francisco en LatinoaméricaREUTERS

El Papa Francisco ha pedido --desde la Iglesia San Francisco de Quito-- "diálogo" en Latinoamérica para favorecer la "inclusión" y, de esta manera, "dejar en el doloroso recuerdo cualquier tipo de represión, el control desmedido y la merma de libertades".

"Las normas y las leyes, así como los proyectos de la comunidad civil, han de procurar la inclusión", ha agregado el Pontífice, que concluía en esta Iglesia del centro de Quito una intensa jornada, en la que ha destacado su multitudinaria misa en el Parque del Bicentenario de la capital de Ecuador.
En un encuentro con representantes de la sociedad civil --en el que han participado 700 representantes de diferentes organizaciones--, Francisco ha criticado que muchas veces las relaciones sociales y políticas "se basan en la confrontación", cuando "deberían basarse en valores que partan del amor, la fraternidad y el respeto mutuo".
Estas declaraciones toman especial relevancia en Ecuador, donde durante las semanas previas a la llegada del Papa la oposición se lanzó a la calle para protestar contra el Gobierno de Rafael Correa, haciendo evidentes las diferencias entre varios sectores del país sudamericano.
En este sentido, Bergoglio ha indicado que Ecuador, como otros pueblos latinoamericanos, "experimenta hoy profundos cambios sociales y culturales, nuevos retos que requieren la participación de todos los actores sociales", tal y como ha informado el diario local 'El Universo'.
"El amor siempre tiende a la comunicación, nunca en el aislamiento", ha agregado el Pontífice en un mensaje que se ha alargado durante 25 minutos. El Papa ha realizado un paralelismo entre la sociedad y la familia y ha asegurado que "la sociedad gana cuando cada persona, cada grupo social, se siente verdaderamente en casa".
"En las familias, todos contribuyen al proyecto común, todos trabajan por el bien común, pero sin anular al individuo; al contrario, lo sostienen, lo promueven. Las alegrías, las penas de cada uno son asumidas por todos. ¡Eso es ser familia!: si pudiéramos ver al oponente político, al vecino de casa con los mismos ojos que a los hijos, esposas, esposos, padres o madres", ha aseverado.
DEFENSA DEL MEDIOAMBIENTE
Horas antes, el Papa Francisco ha mantenido un encuentro con el mundo de la enseñanza en la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, donde ha hecho un llamado para evitar el "uso irresponsable" y el "abuso" de los bienes naturales. "No podemos seguir dándole la espalda a nuestra madre, la Tierra", ha señalado.
El Pontífice ha reiterado que es "una exigencia de la humanidad cuidar y proteger el medioambiente" y denuncia la "cultura del descarte", que impacta en la naturaleza, ya que advierte de que "el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos".
"Ya desde el Génesis, Dios le susurra al hombre esta invitación: cultivar y cuidar (...) No solo estamos invitados a ser parte de la obra creadora cultivándola, haciéndola crecer, desarrollándola, sino que estamos invitados también a cuidarla, protegerla, custodiarla. Hoy esta invitación se nos impone a la fuerza. Ya no como una mera recomendación, sino como una exigencia", ha sentenciado.
El Papa Francisco ha vuelto a estar acompañado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien se ha visto sorprendido por la "vitalidad" del Santo Padre, tras una jornada que ha calificado como "extenuante". El Papa concluirá este miércoles si visita a Ecuador para viajar posteriormente a Bolivia y Paraguay, donde concluirá su gira por Sudamérica.