Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa reduce su agenda pública durante julio y agosto

El Papa reducirá su agenda pública durante los meses de julio y agosto, si bien por sexto año consecutivo renunciará a pasar el verano en la villa pontificia de Castel Gandolfo, un palacio fortificado del siglo XVII, a orillas del Lago Albano.
Francisco permanecerá en la habitación 201 del segundo piso de Casa Santa Marta, donde reside habitualmente, trabajando, aunque con un ritmo más pausado. En el mes de julio, el Pontífice cancela las audiencias generales públicas de los miércoles, que se retomarán en agosto en el Aula Pablo VI, y no en la plaza de San Pedro, para evitar el calor de Roma, así como las recepciones privadas y la misa que cada día a primera hora de la mañana celebra en la capilla de la Casa Santa Marta.
La única cita pública que mantendrá será cada domingo el ángelus, el rezo semanal que realiza asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano.
Francisco, que se levanta todos los días a las 4:00 de la mañana para rezar y durante todo el año, incluidos sábados y domingos, recibe visitas desde primera hora de la mañana hasta antes de cenar, suele aprovechar el periodo estival para trabajar en la redacción de documentos y discursos para el resto del año.
El primer gran compromiso de su agenda tras el verano, será el viaje apostólicos del 6 al 11 de septiembre a Colombia, donde visitará las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.