Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa propone a Noruega para mediar en la crisis de Corea del Norte

El Papa Francisco ha planteado la posibilidad de que un tercer país medie en la disputa entre Corea del Norte y Estados Unidos y ha mencionado expresamente a Noruega como intermediario para evitar así que la situación, que se ha vuelto "demasiado candente", derive en una guerra devastadora.
"Hay muchos facilitadores en el mundo. Hay mediadores que se ofrecen, como Noruega, por ejemplo (...). Siempre está dispuesta a ayudar. Ese es solo uno, pero hay muchos. El camino es el de la negociación, el de la solución diplomática", ha argumentado.
El Papa ha advertido de que "una buena parte de la humanidad" podría ser destruida en una guerra generalizada, según las declaraciones realizadas a bordo del avión papal ante los periodistas que acompañaban a Francisco en el viaje de regreso desde Egipto a Roma.
"Pido y pediré a todos los líderes igual que les he pedido a los líderes de varios lugares que trabajen para lograr una solución a los problemas por la vía de la diplomacia", ha añadido.
Además, el Papa ha expresado su opinión de que Naciones Unidas debería reafirmar su liderazgo en la diplomacia mundial, ya que la organización supranacional está "demasiado descafeinada".
"Esta cuestión de los misiles en Corea lleva cociéndose más de un año, pero ahora parece que la situación está demasiado candente", ha apuntado. "Estamos hablando del futuro de la humanidad. Una guerra a día de hoy destruiría no sé si la mitad, pero una buena parte de la humanidad y de la cultura, de todo, de todo", ha añadido. "Sería terrible. No creo que la humanidad a día de hoy pueda soportar esto", ha apostillado.
Por otra parte, Francisco ha expresado su disposición a reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, aprovechando la visita que tiene prevista a Europa el mes próximo, aunque ha reconocido que por el momento no tiene noticia de que Washington haya solicitado un encuentro. "Yo recibo a todos los jefes de Estado que piden audiencia", ha asegurado.