Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa invita a los obispos a ser ejemplos "concretos" para los sacerdotes

El Papa ha invitado a los obispos a prestar atención a la preparación de los sacerdotes que están en los años del seminario y a ser ejemplos "concretos y tangibles" para ellos, durante el discurso que ha dirigido a los participantes del foro de actualización para los Obispos de Territorios en Misión, promovido por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.
"Traten de participar con ellos en los principales momentos formativos, teniendo siempre cuidado también de la dimensión personal", ha pedido Francisco.
Asimismo, ha señalado que el dinamismo del sacramento del orden, la vocación misma y la misión episcopal, así como el deber de seguir atentamente los problemas y las cuestiones concretas de la sociedad a evangelizar "piden a cada obispo tender hacia la plenitud de la madurez de Cristo".
"Cada obispo está llamado a manifestar con la vida y el ministerio episcopal la paternidad de Dios, la bondad, la misericordia, la dulzura. Y junto a la autoridad de Cristo que vino para dar vida, hacer de todos los hombres una sola familia, reconciliada en el amor del Padre", ha recordado.
Asimismo, ha descrito la situación de las Iglesias jóvenes en las que a veces la presencia del clero local es "escaso o incluso pequeño". Así, ha alertado del peligro de que las diferencias existentes entre las etnias presentes en un mismo territorio, penetren en las comunidades cristianas. "La Iglesia está llamada a estar siempre por encima de las connotaciones tribales y culturales", ha manifestado.
En este sentido, ha indicado que el obispo, que es "principio visible de unidad", tiene la tarea de "edificar incesantemente la Iglesia particular en la comunión de todos sus miembros". Finalmente, ha pedido a los obispos que cuenten también con los fieles laicos para implementar "la obra misionera" en un mundo "marcado por contradicciones e injusticia".