Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa moderniza el sistema de comunicación del Vaticano

El Papa ha aprobado los estatutos para la reforma y modernización del sistema de comunicación del Vaticano, que quedará integrado por la Sala de Prensa, el Servicio Internet Vaticano, Radio Vaticana, el Centro Televisivo Vaticano, el 'Osservatore Romano', la Tipografía Vaticana, el Servicio Fotográfico y la Librería Editorial Vaticana.
El Vaticano ha publicado los estatutos del nuevo organismo de la Secretaría de la Comunicación del Vaticano, instituido en junio del pasado año, que fueron firmados por el Pontífice el pasado 6 de septiembre y que entran en vigor el próximo 1 de octubre.
El marco legal de los mismos establece que la misión de la Secretaría de Comunicación, que unifica todos los organismos, es responder "de manera coherente a las necesidades de la misión evangelizadora de la Iglesia".
El documento regulatorio está compuesto por 19 puntos, que especifican las generalidades de la profesión de los periodistas, así como la buena reputación que deben tener sus empleados. Además, señala que la Secretaría de Comunicación se hará cargo "de la web institucional de la Santa Sede y de la titularidad de la gestión en las redes sociales de la presencia del Romano Pontífice", que incluye Facebook, Twitter, Instagram y otros.
Desde el inicio de la reforma, tal como aseguró, el prefecto de la nueva Secretaría de Comunicación, monseñor Eduargo Dario Viganó, no se produjeron despidos entre los más de 600 periodistas, técnicos, traductores y empleados administrativos.
De este modo, la Secretaría de Comunicación pasa a estar constituida por cinco departamentos: Dirección de Asuntos Generales, Dirección Editorial, Dirección de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Dirección Tecnológica y Dirección Teológica-Pastoral. Cada uno funcionará con una administración autónoma y se tenderá a disminuir los costes económicos del funcionamiento de la comunicación al evitar duplicar los trabajos.
El presupuesto del Vaticano dedicado a la comunicación que suma al año unos 70 millones de euros, podrá ser destinado a los sectores con más audiencia sin olvidar los lugares de frontera o donde la religión es perseguida.
El prefecto del nuevo organismo, que empezará a funcionar plenamente en octubre, estará dirigido por monseñor Viganó, quien supervisará las labores del consejo de 12 personas. Está previsto que en diciembre abr un nuevo portal informativo con formatos audio, texto, video, fácilmente accesible a móviles, ordenadores y tableta y otros dispositivos, en varios idiomas.
El documento explicita además la necesidad de que la nueva Secretaría de la Comunicación unifique "todas las entidades de comunicación de la Santa Sede para que todo el sistema responda de modo coherente a las necesidades de la misión evangelizadora de la Iglesia".