Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa denuncia cierta "complicidad" en la sociedad ante la plaga de la trata

El Papa ha denunciado "cierta indiferencia e incluso complicidad" ante la trata de personas y ha invitado a afrontar los desafíos de sensibilización, educación y coordinación para combatir esta plaga sin "mirar hacia otro lado".
Así lo ha afirmado en su encuentro con los participantes de la II Asamblea de 'RENATE', (Religious in Europe Networking Against Trafficking and Exploitation), bajo el lema 'Terminar con el tráfico empieza con nosotros' y que se celebra en Roma del 6 al 12 de noviembre.
Francisco ha denunciado "poderosos intereses económicos y redes criminales" que son parte de este crimen ante la "indiferencia" del mundo. De este modo, ha advertido de la "la gravedad y la extensión del fenómeno" y ha señalado que para "alcanzar el nivel de conciencia en la opinión pública" es necesario establecer una mejor coordinación de esfuerzos por parte de los "gobiernos, de las autoridades jurídicas, de las legislativas y de los trabajadores sociales".
El Pontífice argentino ha subrayado que la trata de seres humanos, además de ser una las "heridas" del mundo contemporáneo, es también una nueva "forma de esclavitud" que "viola la dignidad" y constituye "un verdadero crimen contra la humanidad". Así, ha invitado a los presentes a seguir trabajando para que "crezca la conciencia social sobre la dimensión de esta plaga" de la que son sobre todo víctimas "las mujeres y los niños".
Finalmente, ha reconocido la contribución específica que ofrecen las mujeres en este campo al "acompañar otras mujeres y niños en un profundo y personal itinerario de sanación y de reintegración".