Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa deja la puerta abierta al fin del celibato para los sacerdotes porque "no es un dogma"

El Papa Francisco ha defendido el celibato para los sacerdotes, pero ha afirmado que "la puerta está siempre abierta" al cambio. "El celibato no es un dogma", ha dicho el Pontífice a los periodistas en el avión que de vuelta a Roma, tras su visita a Oriente Próximo.

Al ser preguntado sobre si la Iglesia Católica podría algún día permitir que los sacerdotes se casen, como ya ocurre en otras Iglesias cristianas, Francisco ha insistido en dejar la puerta abierta a un cambio, con comentarios similares a los que ya hizo cuando era arzobispo de Buenos Aires.
"El celibato es una regla de vida que aprecio mucho y creo que es un regalo para la Iglesia, pero ya que no es un dogma, la puerta siempre está abierta", ha señalado el Papa, en referencia a esta tradición que se remonta a cerca de 1.000 años.
Durante su visita a Tierra Santa, el Papa Francisco ha centrado su discurso en la búsqueda de la paz ha ofrecido su casa en el Vaticano para que se celebre una reunión entre el presidente de Israel, Simon Peres, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, por la paz.