Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide a los fieles que sean "cristóforos" y recuerda que la misión de la Iglesia es "contaminar" la luz

El Papa quiere que los fieles sean "cristóforos", es decir, "portadores de Cristo en el mundo", sobre todo, a través de la manifestación de la presencia y el amor de Jesús a los demás, "especialmente a los que están atravesando situaciones difíciles". También ha recordado que la misión de la Iglesia es "contaminación de luz". "Esta es la exhortación más bella que podemos dirigirnos unos a otros y que hay que recordar siempre por nuestro Bautismo", ha señalado.
Así lo ha puesto de manifiesto durante la audiencia general de este miércoles 2 de agosto, la primera desde que tomó un respiró estival durante el mes de julio. El Pontífice, que ha reducido su agenda pública durante los meses estivales, ha permanecido en Roma sin trasladarse hasta la localidad tradicionalmente de veraneo de Castelgandolfo.
En su catequesis, celebrada en el Aula Pablo VI para evitar el calor de Roma, el Papa ha reflexionado sobre el significado de ser cristianos y también sobre lo que conlleva el sacramento del bautismo. Para Francisco, ser cristiano quiere decir "mirar a la luz, continuar haciendo la profesión de fe en la luz, también cuando el mundo está envuelto en la noche y en las tinieblas".
Al retomar las audiencias generales de los miércoles que fueron suspendidas como es habitual en el calendario del Vaticano durante el mes de julio y ha señalado en su catequesis, , que los cristianos "confían siempre en las infinitas posibilidades del bien".
"Los cristianos no están exentos de las tinieblas, externas o internas. No viven fuera del mundo, pero por la gracia de Cristo recibida en el Bautismo, son hombres y mujeres 'orientados': no creen en la oscuridad, sino en la claridad del día; no se llegan a sucumbir a la noche, sino que esperan en la aurora; no son vencidos por la muerte, sino que anhelan resucitar; no se dejan doblegar por el mal porque confían siempre en las infinitas posibilidades del bien", ha especificado.